martes, 18 de julio de 2017

V Triatló d' Osona

A veces se dice que mas vale tarde que nunca aunque en esta ocasión el tarde tenia apariencia de convertirse al menos para esta edición en un nunca, tras ver que las inscripciones estaban agotadas semana y media antes de la prueba, pero ese nunca tomaba forma tras recibir un correo el jueves previo por parte de la organización, informándonos que tras una ultima baja estábamos dentro, tocaba realizar una inscripcion de autentico sprint.

Probablemente no seriamos tan rápidos como en la inscripción, pero bien merecía la pena disputar este triatlón de distancia sprint por ser diferente al resto, tanto por logística como por su circuito: Nadar 750 metros en el Pantà de Sau, recorrer los 26,4 kilómetros del sector de bicicleta desde el Pantà al centro de Vic y correr 5,7 kilómetros del sector de carrera a pie por el casco antiguo, finalizando la prueba en la plaça Major.

Trasladados al Pantà mediante autocares que facilitaba la organización, pudimos visualizar lo que nos esperaba en el sector de ciclismo, pero antes tocaba revisar y localizar nuestra bicicleta desplazada por la misma organización al box, a las 11:20 daba inicio la prueba, una salida desde el agua con el objetivo al frente el campanario de la antigua iglesia de Sant Romà de Sau que se convertía por 750 metros en una boya.


Realizamos una natación pésima, sobretodo a nivel de pies, parecía que se hubieran quedado fuera del agua expectantes a lo iba a suceder en los siguientes sectores, sin apenas golpes llegábamos al campanario el cual impresiona nadar tan cerca, una vez dejado a la derecha encarábamos la recta que nos llevaría a la primera transición con un tiempo de 15'44".

Ya encima de la bicicleta poníamos rumbo a Vic, si en el sector anterior eran nuestros pies que se habían declarado en vaga, en este sufrimos desde el primer instante una pájara en toda regla, en un ascenso constante sin encontrar ritmo, en solitario, deseando ver la luz al final del túnel tras coronar el alto de la mina (749 metros) en el kilómetro 10, poco habíamos picado hasta entonces así que tocaba sacar segundos en la bajada llegando a Vic en 1h 00' 12".


Tras completar la segunda transición iniciábamos las tres vueltas de la carrera a pie marcando el primer kilómetro a 3'56" cruzándonos con Mir dándole nuestros mejores ánimos y fuerza, esa que nos había faltado hasta el momento, rápidamente nos percatamos que no era el ritmo mas adecuado en un circuito rompe piernas donde en algunas calles era complicado adelantar junto con un calor a la orden del día. 


Llegábamos a la tercera vuelta y si en el triatlón de Santa Susanna nos echaron una mano en los últimos kilómetros tocaba ponernos en el papel, así que marcamos el ritmo a Rubén para finalizar la última vuelta que nos daba acceso a la Plaça Major cruzando la línea de meta con un tiempo de 1h 42'13".

Vic... Bien podría equivaler a la siglas "Vaya Imponente Circuito" que merecido la pena disputar aunque nos vamos con la sensación de no haber estado a la altura del mismo con lo que toca seguir entrenando esos detalles para volver la próxima edición y saldar la deuda, porque en ocasiones mas vale tarde que nunca...