miércoles, 10 de abril de 2013

Una lesión, una lección

Uno nunca está preparado para que las cosas se tuerzan en una carrera y menos en una de 5K la carrera más corta que he corrido hasta la fecha y es que una lesión no se la deseo a nadie y para aquellos afortunados que nunca han sufrido una lesión les voy a resumir el conjunto de estados de animo por el cual pasa un runner lesionado, espero que nunca viváis esta experiencia.

Lo primero que se suele hacer es negar el dolor, crees que no tiene importancia, que ha sido una tontería y que mañana ya se habrá pasado

Cuando ves que mañana no se pasa ni tampoco al cabo de varios días, pasas a la fase de cabreo pero aun existe negación en ti y crees que si descansas unos días más se pasara, así que paras y ves que poco a poco mejoras... y cuando intentas volver a entrenar... te duele y ahora si que el cabreo es importante.

Llegados a este punto pasan unos días hasta que lo digieres y pasas a la acción , pasando de la fase de jodido a la fase de remedio, y piensas "Cuando antes empiece, antes volveré a correr. ya nos encontramos en la fase de tranquilidad y piensas "En dos días estoy de vuelta" no puedes correr pero puedes hacer pesas, bicicleta, piscina pero no significa que tu cuerpo este listo y es cuando entras en la fase de frustración / depresión y mas cuando ves pasar carreras y mas carreras y tu no formas partes de ella.


Ahora ya nos encontramos en la fase de recuperación y en muy buenas manos de Enric que se esta convirtiendo en mi fiSIoCÓLOGO esperando a  poder volver a correr y la verdad que este retorno tan esperado y deseado esta muy cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada