viernes, 15 de noviembre de 2013

Ahora si...

Muchos meses de entrenos, muchos kilómetros en solitario, muchas dudadas épicas... y ahora toca hacer el examen, llamado martín.

Todo esta listo para marchar a Valencia a primera hora de la mañana, tanto físico como sobretodo mentalmente, después de soltar hoy las piernas durante 5K a ritmo de maratón, bueno eso de ritmo de maratón lo dejaremos para el domingo, hoy por lo menos lo hemos intentado 3ª Tirada

En estos momentos uno no sabe que decir ya que la procesión va por dentro, no son nervios, ni miedo, aunque dicen que sin miedo no hay aventura, mas bien la palabra exacta es respeto, respeto a esos 42,195 metros que nos esperan el domingo, esos 42,195 metros que son en si una aventura, una aventura en la cual no sabes lo que va a suceder, lo que si esta claro que exigen mucho carácter, una gran inteligencia, gran fuerza de voluntad y gran capacidad de sufrimiento.

Esta vez no nos pilla de novatillos ya sabemos lo que es correr la distancia así que como dicen... la experiencia es un grado y de esa experiencia hemos aprendido. En mi cabeza tengo la estrategia a seguir desde el kilómetro 1 hasta el 42 y esta se resume así...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada