domingo, 17 de noviembre de 2013

Crónica 33ª Maratón De Valencia

La experiencia es un grado, y vaya si lo es y también es cierto que el primer maratón de tu vida el objetivo no es otro que acabarlo, tanto una cosa como la otra hoy ya las tenía, no de sobrado, pero las tenía, factor importante.

No es que la mañana empezara muy bien... vamos que me quedado frito, no se quien apagado el despertador a las 6:00 y la verdad no se ni como me despertado con 1 hora de descanso extra, pero me despertado, así que a desayunar, ducha rápida para despejarme y hacia la salida.

Día perfecto para correr, 10 grados, sin lluvia y sin viento, así a las 9:02 a empezado esta aventura de nombre maratón, el objetivo lo tenía muy claro 5' el kilómetro y ser conservador hasta el kilómetro 30 ¿pero dónde está la liebre de 3h30'? Esto es lo que me preguntado y todavía me lo estoy preguntando, Así qué e tomado la decisión de hacerme de liebre a mi mismo.



En los primeros kilómetros no me dejado llevar por la marea, el GPS era mi referencia, mi ángel de la guarda o mejor dicho "El ángel de mi marca" hasta que en el kilómetro 6 me visto obligado hacer una parada "técnica en boxes", vamos lo que se llama coloquialmente a mear de hay los 5'07" de dicho kilómetro.

En el Kilómetro 19 me llevado el susto de la carrera, se me ha reventado una venilla de la nariz pero me sonado jugándomela y asunto o susto resuelto, a salido la venilla.

Llegamos a la media maratón sin apenas sudar, a partir de hay vendría "cuesta" arriba hasta el kilómetro 35 pero antes de llegar a este, exactamente en el kilómetro 34 e empezado el "efecto hachazo", me encontraba con fuerzas, sin dolor de ningún tipo, bueno si... los pezones los tenía y los tengo... namas falta que saquen leche (por las prisas no me puesto las pezoneras) hemos empezado adelantar gente, como si nada, aquí podéis ver los ritmos y la evolución de la clasificación general del kilómetro 34 al 42,195:




Los últimos 2 kilómetros me han recordado mucho al tour de Francia, cuando se sube un gran puerto de montaña donde el asfalto se estrecha a más no poder por la gente y en el suelo hay pintadas de ánimos, pues imaginarme... Apartando a runners (Educadamente) ya que continuaba bajo los efectos del modo hachazo, hasta que hemos llegado a los últimos 195 metros, la pasarela azul sobre el agua, donde ayer tarde lo miraba y pensaba "¿Como llegare a este punto?" Pues e llegado a esos 195 últimos metros dándome un homenaje y deciéndome "Lo hemos conseguido" todo el sacrificio de semanas, meses a merecido la pena y eso ya nada ni nadie me lo puede quitar, esa marca de 3h 26' 12" es mía de nadie más quedando en la general el 2.431 y en categoría el 571 me pertenece, lleva mi nombre y el hachazo también, mejorando nada más ni nada menos que en 15'32" en dicha distancia.

Sinceramente y pensándolo ahora fríamente me la e jugado antes de hora, a veces las cosas salen bien y a veces salen mal, hoy han salido de puta madre. Esta vez ni muro, ni hombre del mazo, hemos exprimido al máximo cada avituallamiento desde el primero al último (agua, Powerade, plátano y sólo hemos tomado 1 gel) cosa que no hicimos en Zaragoza y si están será por algo.

Por último comentar el ambiente del público de Valencia, solo se puedo decir espectacular y se que me quedo corto no, lo siguiente, mil gracias porque ellos también han formado parte del maratón aunque no estuvieran corriendo.

Ahora toca asimilar lo que hemos conseguido hoy, que sin duda a sido la carrera más perfecta estratégicamente hablando que hecho hasta la fecha, tanto física como mentalmente, hay que seguir trabajando para seguir perfeccionando ya que como suelo decir últimamente "Uno no consigue lo que desea sino lo que realmente trabaja".

Próxima cita maratonia 23 de Febrero de 2014, nos espera el maratón de Sevilla, esperemos que la cita de la Canción de los del río "Sevilla tiene un color especial" se haga realidad y no se quede en una simple cita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada