miércoles, 20 de noviembre de 2013

Recuperándo por Lanzarote

72 horas han pasado desde el Maratón de Valencia y ya volvemos al lío, eso es significado de que mi cuerpo ya se acostumbrado y a entendido a la perfección lo que es correr un maratón, así que aunque estemos de vacaciones no significa que dejemos la zapatillas de correr en casa, vamos es lo primero que puse en la maleta.


Correr por Lanzarote es venirme a la cabeza el Ironman, se respira ambiente de ello ya que encuentras runners por sus paseos, calles, carreteras y ciclistas por doquier, pintadas de ánimos en el asfalto de la edición 2013 así como del 70.3 el half Ironman, debe de ser la ostia!!! Y la ostia de duro, lo e podido comprobar esta mañana con el coche, vaya subiditas... por cierto, tengo que encontrar la pintada "De pequeño Superhéroe de Mayor Ironman" hasta que no la encuentre no me voy de la isla!!!

Como el Ironman aún queda lejos, hoy tocaba correr, algo recuperatorio y que el cuerpo lo asimilara bien después de los 42,195 metros, en total 6 kilómetros por la avenida de las playas a un ritmo medio de 4'20" el kilómetro, 10" segundos por debajo del ritmo previsto para la Jean Bouin de este domingo, donde seremos liebre Sub45'.



Las sensaciones han sido mejor imposible, así que el viernes realizaremos el test de carrera, es decir, 10K a 4'30" por el paseo marítimo que tiene una longitud de 4,700 metros de punta a punta, se ve que el recepcionista al llegar me vio deportista y me lo soltó (doy fe de ello). 

Postdata: Lo único que me preocupa ahora mismo para el domingo es el todo incluido del hotel...

No hay comentarios:

Publicar un comentario