domingo, 28 de septiembre de 2014

Crónica Cursa de la Mercè

Llegaba una carrera marcada como importante en el calendario, de esas que pones en doble rojo o como digo a mi círculo íntimo "Puntito" aunque hoy era "Puntaco" la cursa de la Mercè, tocaba despedirnos de los cuarentones y entrar en los treinta y muchos, vamos, como si cumpliéramos años, la cuestión es que se noten lo menos posible, los años ehh.

Las ideas a noche las teníamos muy claras, como refleja el siguiente tweet, así que solo faltaba descansar y llevarlo a la practica al día siguiente.


El día era perfecto, desde primera hora de la mañana no había otra pregunta:  "¿Hoy que?" "No hace falta que te lo diga, ya te lo imaginas ¿no?" incluso compañeros del cajón vecino, 37'- 40' "A la próxima te quiero ver aquí" "A por ello, suerte" todo eran ánimos, ánimos que eran un extra de motivación para conseguir el objetivo, así que  sólo había ganas de que todo empezara y dar el todo por el todo para conseguirlo.

Ya sabéis que no soy mucho de liebres sino que mas bien me gusta ir a la mía, digamos que soy un corredor bohemio, aunque hoy echo una excepción, eso si visual o de referencia, el primer objetivo era pasar el primer 5000 a 19'45".

Después de superar el primer kilómetro, el más peligroso, nos hemos situado delante de la liebre sub40' al mas estilo encierro de San Fermín, eso si, cambiando animal por humano, aunque banderilla llevaba con un sub40' inscrito, completando el primer 5000 con un tiempo de 19'43" (MMP 5K) el guión se estaba ejecutando a la perfección, era hora de invertir papeles y que la liebre pasara delante, sabia que iba bien e incluso David delante del Arco de triumfo me lo a recordado para que me lo creyera aun mas "Aguanta Jordi, que vas be" ánimos que han echo que Ronda Sant Pere no fuera tan mortal.

Seguíamos unos segundos por detrás de la liebre, así tenía que ser hasta el kilómetro 9 y así a sido, a partir del kilómetro 9 tocaba un progresivo y adelantarla pero cuando tus piernas dicen que no... es que no y esos segundos se han convertido en un muro, un muro de 3" que han hecho que crucemos la linea de meta con un tiempo de 40'03" consiguiendo de esta manera MMP en 10 kilómetros aunque no el objetivo principal, el sub40'.


Me imagino que ahora os estaréis diciendo: "Joder que rabia/putada, que mala leche..." Tranquilos... esto esta hecho, se lo que me digo y no tengo ninguna duda, además "Lo dicen mis estadísticas":

Con el de hoy hemos completado todos los cuarenta y picos posibles, como si se tratara de un álbum de cromos, no lo podía dejar a medias hombre!!! (40'03" - 40'11" - 40'23" - 40'38" - 40'41" - 40'57") y en la pasada edición del Correbarri conseguimos bajar de 41' así que en esta próxima edición del 12 de octubre, lo tenemos, además es la carrera de casa y mis estadísticas no engañan. 

No pudo ser (hoy), sigo siendo un cuarentón pero estoy contento, porque si sigo así se que tengo los días contados y no hace falta ni que me lo diga mi abuela. Ahora toca cambiar el chip y poner la guinda a la temporada de triatlón, con la disputa del Garmin Barcelona en la modalidad olímpica el próximo domingo, así que muro... Disfruta de lo que te queda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario