lunes, 8 de septiembre de 2014

Crónica I Triatlón Santa Susanna

Coger la C-32 camino de Santa Susanna es como realizar una especie de triatlón, en la que encontramos dos transiciones llamadas peajes (Vilassar y Arenys) donde el aspecto más importante es ser rápido bajando la ventanilla para insertar la tarjeta, aunque siempre hay los pros que son aquellos que van por via teletac. ¿No me digáis que no hay similitud? Una vez superada esta aventura tocaba realizar la buena, el primer triatlón de Santa Susanna.

Esta aventura hoy tendrá un toque de cuento, no de cuento de cuentista de que soy la hostia, el puto amo, el mejor y que pisado podium, vamos, eso ni en sueños, seguro que incluso soñándolo tropezaría subiendo a él, con lo cual me ahorro este trámite y me voy más pronto para casa, algo positivo tenía que tener ser del montón ¿no? 

Bueno a lo que me refería, cuento de los de toda la vida, de los que nos leían o leíamos de pequeños para dormir, pero tranquilos que mi intención no es aceros dormir sino todo lo contrario por eso hoy me convertido en:


"La caperucit@ Triatleta, el cual nado, fue en bicicleta, corrió y cruzo la meta" 

Érase una vez (así empiezan todos los cuentos) Santa Susanna localidad que celebraba por primera vez un triatlón, un total 151 lobos con hambre de victoria con el objetivo de llegar lo antes posible a la meta para ponerse finos de comer y beber en el avituallamiento final. 

Pero antes un caperucit@ se "enfrentaba" a todos ellos para llegar al objetivo, tuvo que superar primero 750 metros en aguas abiertas, las cuales se encontraban a 23º grados, así que no hizo falta utilizar la capucha alias neopreno para protegerse del frío, un sector que completo en 17'36" y en el cual hizo un poco más de vuelta saliendo una distancia total de 1K.

Seguidamente le esperaban 20 kilómetros encima de la bicicleta, el camino era muy revirado y el estado del bosque alias suelo asfalto muy deteriorado. Al inicio de la segunda vuelta se encontró una trampa alias cristales pasando por encima de ella, en ese momento se le apareció la virgen, por suerte no fue a más y pudo seguir su camino hacia el siguiente pueblo alias transición y que llego invirtiendo un tiempo de 39'08" con una velocidad media de 32,4Km/h.

Sólo le faltaban 5 kilómetros para llegar, así que se puso a correr de menos a más aunque no lo suficiente rápidos como esperaba:



El calor era excesivo pero aguanto a ritmo, su objetivo estaba cerca y así lo cumplió en 19'08" llegando a meta invirtiendo 1h15'52" para sorpresa de caperucit@ su abuela ya no estaba porque se canso de esperar, así que caperucit@ Triatleta se puso las botas en meta y colorín colorado este triatlón dio por finalizado. 

Moraleja: El único lobo que existe es uno mismo, así que no lo busques en los demás.  




Con este triatlón damos por finalizada la temporada en la modalidad Sprint con un total de 5 pruebas disputadas: Blanes, Lloret, Mongat, Vila olímpica y Santa Susanna, pero aún queda poner la guinda y será el 5 de octubre en el Garmin Triatlón Barcelona en la modalidad olímpica. 


Hasta que no llegue el día toca encender el motor Run cuya temporada empieza el 11 de Septiembre en Mataró ¿Quien dijo derrota? Derrotados son aquellos que no lo intentan y se dan por vencidos, así que el objetivo de esta temporada es bajar de los dichosos 40' en 10K y la Maratón de Castellón la cual entrenaremos a partir del 13 de octubre en Sub3h15' y sin olvidar la 50ª edición de la Behobia así que muro... Empieza a temblar porque mi mejor versión está por llegar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada