domingo, 5 de octubre de 2014

Crónica Garmin Barcelona Triatlón 2014

"Irse a casa con las manos vacías" esa era la sensación a las 6:45 después de dejar la bicicleta preparada en boxes y empezar a diluviar. 

El parte meteorológico pronosticaba lluvia pero eso no era lluvia, era una tormenta eléctrica acompañada de una cortina de agua, que incluso la organización a prohibido el acceso a pista por el peligro que suponía colocar la bicicleta en su lugar, no podía ser verdad, después de esperar meses y meses entrenando tenía que acabar así... 

En ese momento lo tenía claro: "Si no se suspende y sigue lloviendo me voy para casa" Era de locos, aunque me doliera en el alma. Nos hemos refugiado en busca del milagro justo debajo de las gradas de la pista de atletismo esperando noticias de la organización que daba cada media hora, donde Twitter y el mapa del Meteosat estaban al orden del día, más que un triatlón parecía un congreso del Triatletas todo eran hipótesis "No se nadara..., no se ira en bicicleta...," lo que todo el mundo tenía claro es que se correría si o si. 

No paraba de llover y de caer relámpagos encima del mar, cada relámpago que caía se convertía en un "ooooo" como si de fuegos artificiales se trataran, mientras la organización nos comunicaba que la prueba se retrasaba 1h quedando la salida élite a las 9:00 y dos minutos después la nuestra.

Parecía que la cosa iba a menos y sobre las 8:20 paro de llover, la zona de boxes era un patatal, incluso hemos tenido que colocar la bicicleta en otra ubicación, aunque estaba claro que las transiciones serían toda una aventura en el barro. Tomada la decisión de tirar "Palante" incluso convenciendo al compañero de boxes que ya marchaba para su casa, aunque unos cuantos lo han preferido así. 

Dicen que: "Después de la tormenta llega la calma" y así estaba el mar, en calma, donde a las 9:00 ha dado comienzo la prueba con la salida de los élites y 2 minutos después empezaba mi primera aventura olímpica. 

Primeros metros de locos hasta llegar a la primera boya, después de ella nadar ya no nada tanta mandra como teníamos al inicio de la prueba, mar en calma pero... una peste que echaba el agua por culpa del diluvio... Que mejor me lo reservo para mi. Nadar nadar y nadar y en la última boya... voy y la cojo por el interior, me han dado unas cuantas cartas por decirlo finamente... aunque también se repartirlas y en 26'04" hemos completado los 1.500 metros.

Tocaba la primera transición (T1) o mejor dicho la prueba del barro para coger la bicicleta y llegar al asfalto para rodar, cosa que nos ha llevado 1'22" ahora era esperar que nos pasara Javier Gómez Noya, Mario Mola y compañía... Que cojones que me pasara!!! Qué me puesto en el grupo de Noya y después en el de Mola, eso si, creo que no mas de 10" con vuelta o vueltas de ventaja que me llevaban, pero oye, eso ya no me lo quita nadie y todo el mundo no lo puede decir. 

La primera vuelta de las cuatro al circuito se han realizado al completo pero las tres restantes se ha recortado un giro de 180º por caídas (36,28Km de los 40Km) aunque el auténtico peligro eran las vías del tranvía de la Avenida Diagonal, por suerte no nos hemos ido al suelo completando el sector en 1h5'22" con una velocidad media de 34,80Km/h 

Nuevamente tocaba pasar por el barro (T2) para dejar la bicicleta y calzarnos las zapatillas de correr  con un tiempo de 2'18" parecían acabadas de salir de la lavadora pero teníamos 10Km por delante para que se secaran pero antes que eso ocurriera y cuando solo llevaba corriendo 1300 metros he tenido el privilegio de cruzarme nuevamente pero "a pata" con Javier Gómez Noya, Mario Mola y justo detrás Cesc Godoy en sus últimos metros, una situación impagable e imborrable, de piel de gallina, sinceramente todo lo demás sobra, hasta el kilómetro 8 donde estaban mis padres, el último empujón hacia meta, kilómetro clave para los que me conocéis y con ese empujón hemos completado el sector en 42'35" con un ritmo medio de 4'16" completando dicho triatlón olímpico en:


Somos olímpicos!!! Y la verdad tal y como se presentaba la mañana era de locos, pero si, lo somos, de esta manera damos por finalizada la temporada de triatlón 2014 hasta la temporada 2015 aunque antes vendrán duatlones pero ahora toca correr y claro esta seguir entrenando. Con el de hoy hemos subido un escalón más, cumpliendo otro sueño, el próximo nos espera el 17 de mayo de 2015 en el Ironman 70.3 de Calella pero hasta la fecha aún tiene que llover mucho... Vamos, como hoy.

Post data: Como dije en la previa aquí tenéis cual era el objetivo antes de empezar la prueba 2h20' - 2h30' creo que me han sobrado algunos minutos, así que OBJETIVO CUMPLIDOPor cierto, quiero felicitar a la organización por incluir en la bolsa del triatleta "KH-7 quita manchas" para limpiar las zapatillas después del patatal de lujo, eso si, con 75ml no han sido suficientes, para la próxima edición ya saben, aunque mejor sera no utilizarlo para estos casos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada