lunes, 24 de febrero de 2014

Crónica XXX Maratón Sevilla

Toda aventura tiene su inicio, esta empezó en Barcelona, más exactamente en el aeropuerto del Prat, para mi, sinónimo de vacaciones aunque por esta vez no íbamos de vacaciones, sino, a por algo mucho más gratificante a nivel personal y que posiblemente me hacia más ilusion que unas vacaciones en sí.

Me encontraba justo en la terminal T2 en el módulo M3 donde poníamos rumbo hace 3 meses a Lanzarote para desconectar laboralmente y descansar después de haber realizado el maratón de Valencia  y caprichos del destino volvíamos a estar en la misma terminal, en el mismo módulo aunque en una puerta diferente, la 32 (que también sería una señal al final de la maratón) en vez de la 35 para como aquel que dice poner la guinda al pastel, esa guinda se encontraba a solo 42,195 metros de mi.


Por fin tocaba volar hacia Sevilla pero antes de que ocurriera en mi móvil recibía una imagen tranquilizadora de Marta por whastapp, era mi dorsal, ya podía volar tranquilo ya que estaba en buenas manos. 

Las horas previas no pasaban y que largo se me hizo el trayecto para buscar pista de despegue... Eso si, para hacer más ameno el viaje me puse a dormir, bueno lo que se dice dormir dormir... El récord estuvo en 20 minutos ya que cada dos por tres el comandante o las azafatas tenían ganas de darle al micrófono. 

En total 1h20' de vuelo y ya estábamos en suelo hispalense donde se respiraba ambiente de maratón, pusimos rumbo al hotel pero antes teníamos que recoger el dorsal y dejar el traje de gala preparado para la gran cita.

A las 6 de la mañana sonó la alarma, tenia otra a las 6:30 por sí ocurría lo que me paso en Valencia (me dormí 1h y no se cómo ni quien me despertó) esta vez la víctima no fui yo, sino Ferran, que se durmió 1h así que como unos auténticos señores nos fuimos al estadio de la cartuja en taxi.

Faltaba menos de una hora para el inicio de la prueba, así que para liberar tensiones y nervios unas cuantas rectas siempre vienen bien y para el cajón de salida (3h15' 3h30') el cual se iba llenando de gente y de olores nada agradables, esos 20 minutos de espera se hicieron eternos hasta que a falta de 5 minutos apareció la liebre de 3h15' la referencia a seguir durante los 42 kilómetros y que para mi suerte se puso justo delante.

A las 9 en punto dio comienzo la prueba, salida caótica en la cual se me iba alejando la liebre, opte por la solución rápida, pillar el lateral hasta tenerla controlada y cuando no habíamos ni recorrido 600 metros pierde el globo, opte por seguir a la liebre y no al globo aunque en ese momento me cague en todo, ya que no llevaba ningún atuendo que lo diferenciara de otros corredores, así que tocaba nuevamente otro capitulo de aventura en solitario eso con la referencia de mi chuleta de tiempos en el dedo.

Los Primeros 10 kilómetros no encontraba el ritmo adecuado, iba y lo sabia demasiado rápido, pero me encontraba bien y pensé "Lo que tengamos ganado ahora, luego nos dosificamos" pasando por el kilómetro 10 con un tiempo de 45'14" casi un minuto por debajo del tiempo establecido (46'10").

Los siguientes 5 kilómetros ya me encontraba mas cómodo con el ritmo, pasando por el kilómetro 15 con un tiempo de 1h08'49" tiempo mas razonable si lo comparaba con mi chuleta que marcaba un 1h09'15"

Llegamos a la media maratón, como aquel que dice sin darnos cuenta y como e comentado antes seguía mi aventura en solitario pasando con un tiempo de 1h37'06 aquí no teníamos referencia ya que me puse el kilómetro 20 pero sabia que me encontraba en la barrera de las 3h15'.

Hasta el kilómetro 24 me encontraba cómodo pero a partir del kilómetro 25 tuve que bajar el ritmo, mas bien por precaución consciente de que las 3h15' no eran viables así que opte por ir a lo mas lógico, las 3h20' así que la chuleta dejaba de ser útil ya que no contenía el nuevo objetivo y mas cuando pasamos por el kilómetro 30 con un tiempo de 2h19'05" cuando la chuleta marcaba 2h18'30" estamos hablando de segundos pero sabia que ese tiempo ya no lo iba a recuperar entrabamos en el territorio del muro.

Muchos corredores ya habían caído en el muro y empezaban a caminar o a retorcerse de dolor por rampas, pero mi peor momento estaba cerca, lo pase en el kilómetro 32, y que con el bus turístico lo quise inmortalizar.

No es que el muro me viniera encima pero me lo había buscado por un exceso de confianza en el ritmo de los primeros 24 kilómetros.

A partir del 32 fui a la deriva del público sevillano que animaban, donde había gente me encontraba bien, donde no había gente no me encontraba tan bien, hasta que llegamos al puente entrando ya a la isla de la cartuja camino del estadio.

Sinceramente esos 3 últimos kilómetros mis piernas corrían solas, los abductores estaban cargadísimos pero la entrada a la pista de atletismo del estadio estaba cerca, se veía el estadio, se oía la megafonía y la gente animando en el ultimo kilómetro que daba acceso al estadio, fue en eso preciso momento que apreté un poco entrando al estadio con 3h19' largo sabia que no seria posible un Sub3h20' así que opte por disfrutar el momento único de correr y vivir el ambiente del estadio cruzando la linea de meta en 3h20'41" y si... me emocione bastante y es que esta emoción solo la pueden vivir aquellas personas que alguna vez en su vida han corrido una maratón. 


Ya tenia mi tercera maratón, mi tercera medalla ¡¡¡la tercera en 6 meses!!! pulverizando de esta manera mi mejor marca conseguida en el maratón de Valencia que se encontraba en 3h26'12" y poniendo el crono al filo de las Sub3h20' como es habitual en mi, esperemos que en la maratón de Barcelona caiga ese Sub3h20' si tengo más cabeza que en Sevilla cae FIJO. al igual que tienen que caer este año el Sub1h30' en media maratón y el Sub40' en 10 Kilómetros.


Y como unos auténticos héroes con nuestras medallas colgadas volvimos andando al hotel y tal como dije al inicio de esta crónica mi marca se encontraba firmada en el Aeropuerto de Barcelona mas exactamente en la puerta de embarque 32 (3h20'). Sin duda, la vida son señales y ayer al bajar del metro viniendo del aeropuerto me encontré otra, así que... ¡¡¡A POR ELLA!!!


domingo, 16 de febrero de 2014

Crónica Mitja Marató de Barcelona 2014

La media maratón de casa, a 100 metros del portal, no podia fallar, mi dorsal 1616 era toda una declaración de intenciones, Cajón rojo 1h20' - 1h30' y mi chuleta de tiempos en el dedo, algunos Redrunners la han visto en la prevía, otros no, pero como cumplo lo que digo tanto si salia bien como mal, hay adjunto lo que escondia ese dedo.


Cabeza puesta en el maratón de Sevilla, cuerpo en la media maratón de Barcelona y una frase que me repetían "Hoy, con calma y que vaya muy bien en Sevilla" lógicamente mi respuesta era un si pero soy de esos y siempre lo he dicho  "si no vas a por todo. No vayas" y así a sido, hemos ido a por todo... lo que nos han dejado las piernas.

Siempre es un placer coincidir en el cajón de salida con un crack como es David, entablar una conversión con él y que se incorpore espontaneamente otro corredor, cuando se ha enterado que la semana que viene estaría en Sevilla y el cual la había corrido su frase "Vas a disfrutar" eso si cuando han dado el pistoletazo de salida David a desaparecido y eso que es de aquellos corredores que siempre dice que vienen petados...

Primeros 5 kilómetros buscando mi lugar pero sinceramente ese no era el mio, ni el ritmo previsto, eso si, paralelo, entença pan comido (Espérate el día 16 de Marzo) entre 4'04" / 4'09" el kilómetro. En el paso del kilómetro 5 (Objetivo 21'15"/ Paso 21'01") oigo un "Donde vas Jordi" era Manel, eso para mi era una señal que tenia que bajar el ritmo (Gracias por servirme en el avituallamiento crack sino me lo paso de largo) y justo en ese instante aparecía la liebre de 1h25' neutralizándome.

Ahora era esperar a ver por el retrovisor a la liebre de 1h30' así que en el kilómetro 6 he bajado el ritmo consciente de que me podía pasar factura al final pero claro.. llegas al kilómetro 7 (Paseo San Juan) y al kilómetro 8 (Lluis Companys) lleno de gente voy y me marco un 4'08" y un 3'55" respectivamente. 

Me encontraba muy bien pero era consciente de que no podía seguir al ritmo de runner camicace que estaba llevando, así que tal como dije en la previa entrábamos en el desierto de la media (Pallars / Pere IV) la zona mas fría ya con unos ritmos mas razonables pero aun por debajo del establecido 4'16".

Llegamos al kilómetro 9 (Pere IV) y oigo un "Con calma que la semana que viene estas en Sevilla" era Victor mi respuesta a sido bastante clara "¡Ya! si no me lo creo ni yo" y suelta "Pues vente con nosotros y haces marca"... 1h25 el colega..

En el Kilómetro 10 tocaba mirar la chuleta de nuevo para no suspender (Objetivo 42'30" /Paso 41'52") hago un paréntesis a la crónica (Creo que el Sub40' en 10K esta muy cerca) cierro paréntesis, justo al pasar por la alfombra y ver el tiempo de paso e soltado un ¡¡vamos!! de rabia porque íbamos por el buen camino.

Entrar de nuevo a la Gran via se me ha hecho muy pesado, al igual que la Rambla Prim ya ni mencionar Diagonal de ida, poco aire, pero molesto, era momento de aplicar la estrategia del runner kleenex en mi cabeza mantener el ritmo y que a la vuelta favoreciera el aire pero... a la vuelta, doble ración de aire en contra, ha sido la primera vez que me girado para tener como referencia a la liebre de 1h30 pero aun estaba aproximadamente a 500 metros subiendo y yo bajando cuando cruzaba la alfombra de los 15 kilómetros volviendo a mirar la chuleta de nuevo (Objetivo 1h3'45" / Paso 1h3'31") el objetivo estaba a tiro pero... a partir del kilómetro 18 las piernas empezaban a pasar factura del ritmo inicial, e perdido mucho tiempo y aun gracias que el viento no soplaba por la avenida litoral.

Tocaba encarar Calle Marina, ya no podía más, me han tenido que animar y cuando e pasado por el arco del Kilómetro 20 (Objetivo 1h25'15" / Paso 1h25'38") me venido abajo, se me había escapado, pero ahora sin duda venia lo mas bonito, de todo, mi familia, estaba hay esperándome distribuidos por la recta de meta, ellos y no tengo ninguna duda me han empujado los últimos metros y han hecho que el crono se parase en 1h30'11" (Tiempo oficial) obteniendo la mejor marca personal en media Maratón y en casa


Poco me ha durado esa rabia de los 11" cuando me dicho a mi mismo al recoger la medalla "Si, Jordi si, estamos bien para Sevilla" creo que es la frase que lo dice todo para acabar la crónica de hoy.

lunes, 3 de febrero de 2014

A la sexta jornada descansó

Ya tocaba, después de 5 fines de semana non stop este toca descansar, aunque la palabra descansar no es que sea de mi agrado ya que descanso en este mundo lo relaciono con alguna lesión, así que prefiero llamarlo entrenamiento invisible, ahora la cosa ya cambia y me gusta mucho más.

Atrás queda Enero y con él los 10 kilómetros de la ReísRace en Igualada, la media maratón de Sitges, los 10 kilómetros de la cursa Sant Antoni, la media maratón de Terrassa y ayer la media maratón de Granollers y oye... Tan mal creo que no lo estamos haciendo y mas cuando estamos tan arriba y para muestra una imagen que habla por sí sola



5 GENERAL ABSOLUTA y 2 SENIOR MASCULINO. Lógicamente no lo tengo como referencia porque ese no es el lugar que me pertoca pero... ¿A quién no le haria gracia estar hay arriba unas cuantas semanas? además verte tan arriba es una inyección moral y anímica que te motiva cada día hacerlo mejor y dar lo mejor de ti, podríamos decir que es un trofeo no visible a la vista, sino, que se siente y este no te lo quita nadie porque es sólo tuyo.

Ahora toca asimilar el trabajo de estas 5 semanas y hacer entrenamiento invisible (que no descanso) de momento, hoy ya tenemos 7 kilómetros de elíptica, recuperatorios de la media maratón de Granollers, máquina que se convertirá en mi mejor aliada tanto para bajar grasa corporal de cara al debut en triatlón como para ir encerados al maratón de Sevilla de aquí 20 días, donde espero ver los resultados de estos meses en la distancia de los 42,195 metros y rematarlo en casa, con mi familia y mi gente en la maratón de Barcelona. 

Así que... Vamos a por ello!!!!

domingo, 2 de febrero de 2014

Crónica Mitja Marató Granollers

"En Granollers pero pensando en Sevilla" era la frase que retumbaba esta mañana en mi cabeza una y otra vez y más cuando vienes de hacer mejor marca personal en media maratón en Terrassa 1h32'53" 

El objetivo de hoy no era otro que acabar con buenas sensaciones y si hacia marca era un plus, como ayuda a ese plus tenía el Virtual Racer de mi Garmin 910xt marcando 1h31'43" sí salía, bien, sino, no pasa nada, Sevilla esta al tocar.



Plantearme la carrera tal como dije en la previa, es decir, 2 carreras de 10K, 11 de subida y 10 de "bajada toboganes" me ha ido bastante bien. Los primeros 9 kilómetros se me han pasado bastante rápidos, hemos mantenido el ritmo sobre los 4'20" el kilómetro aunque en el kilómetro 10 hasta llegar a la Parroquia de Sant Esteve se me ha hecho un poco pesado bajando el ritmo a 4'26"/4'28" el kilómetro.

Tocaba empezar los segundos 10 kilómetros y.. ¿Quien dijo que segundas partes fueron malas? Nos hemos recuperado de esa pequeña "pájara" y a la vista está cuando un corredor me ha preguntado a cuanto iba y le suelto 4'10" su respuesta, que si me podía seguir, en este punto hay 3 posibles opciones 

1ª Compromiso de tirar a ese ritmo
2ª Quedar como un auténtico fantasma ya que vas a un ritmo superior al que puedes
3ª Que el corredor sea el fantasma y se convierta de golpe y porrazo en una aparición fugaz 

Tictac....

Se quedo en una aparición fugaz, incluso bajando el ritmo ya que entrábamos en zona de toboganes, a sido a partir del kilómetro 16 cuando empezado adelantar a dorsales verdes que marcaban la 1h30' e ido haciendo cálculos mentales de tiempo y pasado completamente del Virtual Racer e iba pasando más y más dorsales verdes y me suelto a mi mismo "Pues vamos a intentarlo ¿Porque no?" y vamos que sí hemos ido a por ello:

kilómetro 17 a 4'07" 
kilómetro 18 a 4'06" 
Kilómetro 19 a 4'13" 
Kilómetro 20 a 4'04" 
Kilómetro 21 a 3'55" 
los últimos 100 metros a 3'34" 
parando el crono en 
1h30'17"




En este punto tienes la sensación de felicidad por hacer marca sin buscarla y a su vez rabia por esos 17 puñeteros segundos que ahora me separan del Sub1h30' pero mis piernas ya no podían más, incluso el último kilómetro ya no quería ni mirar el crono para no sufrir el "efecto marquitis" pero oye que nos quiten lo bailao y nunca mejor dicho, que en una semana hemos bajado 2'36" que no esta nada mal.

3 de 4 en este tourmalet running camino de Sevilla, última etapa, media maratón de Barcelona de aquí 15 días pero... Keep calm!!!!, podríamos decir que el Sub1h30' lo tendríamos a tiro pero va a ser que no (aunque ya me conozco) será una media maratón al estilo de la película "Bienvenido Mister Marshall" preparando la visita que no es otra que al Maratón de Sevilla pero esta sí que se producirá y donde no cabe duda que el Sub3h20' esta al alcance pulverizando el crono de Valencia de 3h26'12".