martes, 6 de enero de 2015

Crónica III Reís Race

Entrados en el 2015 tocaba afrontar los primeros 10 kilómetros del año en el día de reyes en la tercera edición de la Reís Race en Igualada, donde por segundo año consecutivo hemos asistido a esta prueba con un recorrido sube baja como también un poco peculiar.

Alrededor de unos 500 corredores han participado en la prueba, unos para completar 5 kilómetros (1 vuelta) mientras que otros los 10 kilómetros (2 vueltas) que convertían la salida en toda una incógnita de quien iba a correr cada distancia ya que en los dorsales no existía ninguna distinción que las diferenciara. A las 10:35 de la mañana junto con el disparo de un trabuco y un frío que calaba en los huesos, a dado inicio la prueba en un primer kilómetro de bajada que se nos ha ido de las manos con un 3'33" una vez pasados por el interior del local de los Moixiganguers d'Igualada tocaba volver a la realidad de nuestros ritmos y echar mano al GPS empezaban 4 kilómetros de sube baja. 

Por delante de ellos quedaba pasar por el interior del claustro renacentista del antiguo convento de Sant Agustí y por los patios de la Residencia del Santo Cristo, donde en esta edición sus internos no han hecho acto de presencia y es que el frío junto con la humedad era considerable. Una vez superados estos dos tramos que hacían romper el ritmo de carrera, entrábamos en el kilómetro 4 que con un par de giros y una larga recta llegábamos al primer 5.000 (1 vuelta) en 19'06" con un ritmo de 3'49" marcando nuestra mejor marca personal en 5 kilómetros. 

Superada la primera vuelta el objetivo en la segunda era mantener dicho ritmo, sabíamos que el sub40' era viable, mientras observásemos que el circuito anunciado por la organización no era el realizado, en esta edición no se ha pasado por los patios del museo de la piel de Igualada, sino que se ha rodeado el edificio por el exterior. 

Como gran parte de la primera, la segunda vuelta se ha convertido en una carrera en solitario con unos ritmos muy similares marcando en este segundo 5.000 un 19'34" con una media de ritmo de 3'54" cruzando la línea de meta en 38'40" mientras nuestro gps marcaba 9,85Km perdiendo dichos metros al paso por los interiores y sin recortar, algo impensable antes, durante y después de la disputa de la prueba, cuando el objetivo era mejorar nuestra marca de la pasada edición 43'39" y a poder ser con un sub40'.


Los reyes nos dejan un buen regalo en Igualada en forma de Sub39' algo impensable a estas alturas, respecto al muro, no le habrá gustado tanto acabar nuevamente por los suelos, aunque cada día nos lo pone más difícil, y que nos volverá a poner a prueba el próximo 18 de Enero en el primer 10.000 de la ciudad de Barcelona, en la carrera del Barri de Sant Antoni en la que esperamos estar a la altura y dar nuevamente nuestra mejor versión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario