domingo, 22 de febrero de 2015

Crónica IV Maratest

Febrero, el que tenia que ser el mes de puesta a punto hacia la maratón de Barcelona del próximo 15 de Marzo, a venido acompañado de un proceso gripal que derivo en tos y esa desencadenó una lumbalgia, con lo que nos vemos visto obligados aparcar el intento de sub3h hasta el próximo 12 de Diciembre en la maratón internacional de Lanzarote.

En total 24 días hemos tardado en ponernos de nuevo en una linea de salida con nombre maratest30 kilómetros en dos vueltas de 15 que a nivel personal se convertirían en un maratest de sensaciones donde si hubiéramos de ponerle un título optaríamos por:

 "Tirada larga en compañía a ninguna parte" 


Después de tantos días en el dique seco teníamos más que ganar que perder así que empezar con un 4'25" / 4'30" era lo más razonable, a partir de aquí se trataba de sumar y sumar kilómetros y a ser posible aguantar dicho ritmo. 


Los kilómetros pasaban, las piernas respondían pero entraba en escena el viento el cual iba incrementando, mientras nos protegíamos como podíamos entre corredores, igualmente se hacia complicado mantener el ritmo previsto, de esta forma llegamos al final de la primera vuelta (kilómetro 15) con un tiempo de 1h07'19" con un ritmo medio de 4'29"

Tocaba encarar los segundos 15 kilómetros, si manteníamos el mismo ritmo que en la primera vuelta podíamos darnos por satisfechos pero los cuádriceps notaban estos días de parón, así que tenía que suceder lo que ha sucedido, en el kilómetro 19 nuestras piernas nos han lanzado un mensaje "hasta aquí hemos llegado" y sólo acababa de empezar dicha vuelta.

19 kilómetros junto a Salva, el cual se iba alejando poco a poco, tocaba por obligación empezar a bajar el ritmo, la carga era considerable empezando una aventura en solitario de 8 kilómetros como hemos podido hasta que en el kilómetro 27 hemos sido neutralizados por la liebre de 3h15' la idea era engancharnos pero ni por asombro, tocaba seguir como pudiéramos los 3 kilómetros restantes, no venia de aquí para los cuádriceps después de 8 kilómetros cargados.

Llegados al kilómetro 29 muy al fondo veíamos los arcos inflables, no era cuestión de forzar por miedo a una sobrecarga que nos dejara nuevamente ko más días, de esta forma hemos finalizado la 2 vuelta en 1h13'16" y con ello los 30 kilómetros en 2h20'03". 



El tiempo obtenido era lo de menos, no podemos pedir ni exigirnos mas, sabíamos a lo que veníamos, a probarnos físicamente después de todo lo sucedido a sabiendas que la maratón de Barcelona está perdida, así que tocara vivir nuestra primera maratón sin preocuparnos del crono, realizando el papel de "liebre anímica" junto a un debutante en la distancia, Ferran. 

No estamos físicamente al 100% lo importante que hemos vuelto y los dolores lumbares han desaparecido gracias a la medicación y a la paciencia, ahora toca ponerse nuevamente a entrenar como sabemos hacerlo para la puesta a punto del Ironman 70.3 Barcelona del próximo 17 de Mayo, esperando que las lesiones y la salud nos respeten para llegar en nuestra mejor versión a la prueba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada