domingo, 19 de abril de 2015

Crónica Mitja Marató Costa Barcelona Maresme

Inmersos en la preparación del medio ironman 70.3 del próximo 17 de Mayo en Calella realizamos un alto en el camino, esta vez la ocasión a querido que el destino sea la misma localidad, para disputar la Mitja Marató Costa Barcelona Maresme.

Toca poner fin al serial de la distancia que nos acompaña desde el pasado 29 de Noviembre en Lanzarote, donde por condiciones meteorológicas adversas la prueba fué cancelada y posteriormente en la media maratón de Barcelona una lumbalgia nos impidió disputarla, así que nos acogemos a la dicha "A la tercera va la vencida".

Esta vez no sera en solitario, sino, en forma de tandem nuevamente junto a Ferran. Tan solo 4" nos separan de nuestras respectivas marcas en la distancia y puestos a decir dichas "la unión hace la fuerza" para sudar por tal conseguir esos 26' en nuestras marcas (1h27'30" - 1h27'34").

Para que ese objetivo no quedara en una simple teoría, había que marcar un ritmo de 4'05" el kilómetro teniendo en cuenta los factores que afectarían al transcurso de la prueba desde un principio: Viento suave y calor, aunque dicho tandem se a partido bien pronto, ya el kilómetro 4 Ferran no ha aguantado el ritmo previsto prefiriendo marcar el suyo propio, mientras al paso por el kilómetro 5 marcábamos según lo previsto, 20'25". 

Poníamos rumbo hacia el kilómetro 10 dentro de la localidad de Malgrat de Mar con un ritmo cómodo que hacia que pasáramos por dicho punto kilométrico 3" por delante de lo que nos marcaba la chuleta, en 40'47" estábamos dentro del objetivo, justos, pero estábamos. 

Llegados al kilómetro 13, punto de regreso hacia Calella, se nos ha cruzado un gato negro... para los mas supersticiosos no podía existir peor combinación: Kilómetro 13 + gato negrono sabemos si ha sido dicha combinación pero en el kilómetro 16 dentro de Santa Susanna y pasando anteriormente por el kilómetro 15 con 20" en contra, el sol, el aire en contra, más los kilómetros en solitario, han pasado factura provocando que bajáramos el ritmo en unos 10".

Entrados en Pineda de Mar, ya aguantando el ritmo como podíamos, en el kilómetro 19 hemos visto una señal pintada sobre el asfalto con el símbolo de la franquicia Ironman, señal premonitoria como dando a entender que tocaba un cambio de chip, ya no había margen de recuperar los segundos perdidos y a falta de 300 metros de la llegada se escucha "¡¡¡Jordi!!!" era Ferran, había recuperado ritmo marcándose como objetivo neutralizarme, así que la llegada a meta y ya sin posibilidades me mejorar nuestras marcas, bien se merecía cruzarla juntos para inmortalizarla en forma de foto, cosa que no sucedió en la maratón de Barcelona, donde le dijimos que los últimos 200 metros los tenia que vivir en solitario si o si.





No pudo ser, ni a la tercera, 1h27'42" tienen la culpa, así que nos quedamos con la primera parte de carrera realizada, lo demás toca hacer un reseteo y reiniciar mas adelante, ahora toca cambio de chip tal y como indicaba la la señal, abandonamos las carreras de asfalto a secas e introducimos otras dos disciplinas como son: nadar en aguas abiertas y bicicleta de carretera, dando la bienvenida a la temporada de triatlónque daremos inicio el próximo 26 de Abril en Blanes cuyo objetivo de la temporada 2015 esta a menos de un mes vista, aun así en global intentaremos mejorar los resultados de la temporada anterior sin perder la esencia que no es otra que disfrutar de lo que me gusta hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario