lunes, 22 de junio de 2015

Crónica Garmin Barcelona Triatlón 2015

Si algo quedará en el recuerdo de la pasada edición 2014 es la frase:
"Nos vamos para casa" 
lo teníamos muy claro, después de aquel diluvio acompañado de aparato eléctrico era de muy imprudente realizar la prueba, así que nuestro debut en la distancia olímpica quedaría en un simple intento después de meses de preparación, pero una hora mas tarde llego la calma donde pudieron mas las ganas finalizando la prueba en 2h17'40".

Llegamos a la edición 2015 la cual presentaba pocos cambios respecto a los recorridos de la edición anterior, por delante 1.500 m / 40 km / 10 km y en nuestra cabeza 2 objetivos, el bomba (Sub2h10') y el realista (Sub2h15')Los nervios de ultima hora eran bien presentes, confiábamos en nuestras posibilidades, capaces de rebajar nuestra mejor marca sin perder el respeto a la prueba, seguramente seria la primera vez en la cual no teníamos claro donde colocarnos de inicio pero no quedaba otra que ir directos a boya si queríamos conseguir el objetivo.

Los primeros 300 metros de camino a la boya de giro se convirtieron en una autentica odisea, nos encontrábamos en medio de todo, así que no quedaba otra que ganarnos nuestra posición en el agua hasta llegar a ella. 

Superada la parte mas delicada tocaban 800 metros en linea recta hasta la próxima boya, aunque para algunos esa recta no la acabaron de visualizar correctamente, interrumpiendo nuestra trayectoria en un par de veces, por suerte solo restaban los últimos 400 metros, una paralela y un arco azul al final como referencia visual ponían punto final al sector.

Nos esperaba una transición bastante larga antes de coger la bicicleta y encarar las 4 vueltas de 10 kilómetros correspondientes al sector ciclista, en un circuito muy rápido, después de una primera vuelta sin apenas coger una grupeta que nos salvara de ese incomodo aire, la segunda nos empezábamos a encontrar cómodos y en grupeta, incluso entablando conversación con un tocayo de nombre y apellido bien bien hasta el final del sector, donde a cada vuelta que pasaba encontrábamos la presencia de mas ciclista significado que podíamos haber dado mas y que los 35km/h de velocidad media no eran suficientes.

Entrabamos en la segunda y ultima transición, seria la segunda vez que visualizaríamos el crono que marcaba 1h30' exacta, los números salían con lo que no podíamos fallar en el sector de carrera a pie, así que sin tener un ritmo previsto de carrera correríamos por sensaciones.

Los kilómetros pasaban, mientras neutralizábamos corredores y en nuestro reloj ese 4'14" el kilómetro se mantenía inalterable, así llegamos al kilómetro 9 momento de visualizar por tercera y ultima vez el cómputo total, 2h10' solo nos faltaban 900 metros para encarar la recta de meta y con el dorsal en mano marcando el numero 7, nuestro numero, logramos parar el crono en 2h13'47" acabando en la posición 142 de 1.207 triatletas de la modalidad olímpica. 

No logramos el objetivo bomba de las 2h10' nos sobró 1 kilómetro de carrera a pie o quien sabe si le hubiéramos apretado un poco mas en el sector ciclista, siempre nos quedaremos con esa duda o mejor dicho esa duda puede tener respuesta el próximo 5 de Julio en Castellon, en el Skoda triatlon Series modalidad olímpica, difícil pero no inalcanzable, aun así bienvenido sea ese Sub2h15'.

domingo, 14 de junio de 2015

Crónica Cursa Bombers 2015

La temporada 2014/2015 a nivel run llega a su fin, iniciada en el mes de Septiembre de 2014 en Mataró y que en total nos deja con 18 carreras disputadas, sin duda, en nuestra mejor temporada run, consiguiendo el Sub39' (38'40") en los 10 Kilómetros y superando nuestras mejores marcas tanto en media maratón (1h27'34") como en maratón (3h10'23") y que podemos fin con la disputa de la Cursa Bombers 2015.

Cambio de recorrido y cambio de horario, estas son las dos grandes novedades de esta edición con salida a las 21:00 desde Plaza España y llegada en Calle Selva de Mar en un circuito homologado con perfil de bajada inicial. 

Llegábamos de la mejor forma posible junto con un punto de motivación extra, después de disputar el challenge Salou (short) del 31 de Mayo, tocaba tirar mas de cabeza que de piernas, el objetivo ir de menos a mas y si nos llevábamos un Sub38' bienvenido seria. 

Después de unos minutos previos de puro postureo por parte de la organización daba inicio la prueba, se hacia extraño encarar paralelo cuesta abajo, esa avenida que en mas de una ocasión nos las ha hecho pasar canutas, se convertía esta vez en nuestra mejor aliada en un Primer kilómetro que aprovecharíamos para deshacernos de aglomeraciones y correr lo mas cómodo posible marcando un 3'43" no era nuestro ritmo de carrera así que poco a poco tocaría volver al ritmo real.

Iniciado Paseo Colon y pasando por el kilómetro 2 con un ritmo de 3'48" el perfil de
carrera dejaba de ser favorable, posiblemente el primer punto de control situado en el kilómetro 2,5 (9'36") dejando atrás el monumento a Colon, daba a entender que a partir de hay empezaba la carrera en si.

Iniciábamos 3 kilómetros sin apenas desnivel que nos permitían mantener nuestro ritmo de carrera, antes de llegar a calle Marina pasábamos por el kilómetro 5 situado a mitad de Calle Sardenya con un tiempo de 19'13" el Sub38' se escapaba por 13" pero había que seguir intentándolo, sin ningún tipo de molestias y sin parar de adelantar todo era posible pero era momento de reservarse bien hasta el kilómetro 7, en Calle Marina un leve viento hacia ser prudente y así lo marcaba nuestro kilómetro mas lento (3'55") junto con el de Avenida meridiana (3'54"). 

Superada la parte mas comprometida de carrera llegábamos al kilómetro 7 momento de sacar nuestra mejor versión posible, y si, nos vino a la cabeza el típico kilómetro 8 que tantas malas jugadas nos ha dado a lo largo de muchas carrera y que se ha convertido en uno mas como muestra el 3'46" que marcamos en él. 


Inmersos en Avenida diagonal solo quedaba un giro de derechas y encarar Selva de mar, una larga recta que recuerda la Cursa dels nassos, aunque esta vez en versión extendida que nos llevaría hasta la linea de meta, en unos últimos 30 metros de subida que apenas notamos, mas bien por tener la mente en dedicar la carrera alguien especial que se encontraba allí y que sin duda, estos 38'34" nuestra MMP hasta la fecha es partícipe de ello.

Finalizada la temporada run de la mejor forma posible, nos centramos en la modalidad de triatlón antes del parón del mes de Agosto para pensar en el Garmin Barcelona triatlon del próximo 21 de Junio junto con el Triatlón de Castellón del 5 de Julio, ambos con un objetivo motivador, el primero superar el crono obtenido en la pasada edición (2h17'40") y en Castellón mejorar el resultado, si este es positivo, de la edición del Garmin Barcelona 2015. 

miércoles, 3 de junio de 2015

Crónica Challenge Salou (Short)

Cumplido el objetivo de la temporada 2015 hace 15 días en Calella con la disputa del Ironman 70.3 Barcelona, toca afrontar nuevos retos, aquellos que nos acerquen a la fecha marcada, ese Octubre de 2017 donde disputaremos en la misma localidad el Ironman 140.6 intentando llevar nuestro sueño a la realidad.

Por delante nos esperan muchas horas de entreno hasta llegar a la meta deseada, haber llegado ha ella sin duda habrá valido la pena, así que nos volvemos a iniciar una nueva andadura camino al objetivo, esta vez en el Challenge Salou Costa Daurada. 

1 kilómetro nadando, 45 kilómetros en bicicleta y 10 kilómetros de Carrera a pie es lo que nos espera en esta prueba denominada short la que tomamos como un test post ironman 70.3 y preparatorio para el Garmin Barcelona triatlón 2015 para bajar de las 2h17'40" de la pasada edición.

Una rara sensación invadía nuestra cabeza, la de ponernos delante sin haber reconocido previamente los diferentes sectores, pero nada podía fallar, ni salir mal si se encontraba la persona indicada a nuestro lado. A las 9:30 daba inicio la prueba en la primera ola de la modalidad short, unos primeros metros de carrera por el agua que nos llevarían a lanzarnos al mas estilo vigilantes de la playa en busca de la primera boya, a la cual llegábamos sin ningún contacto e incluso lo mas ajustado a ella.


La segunda boya se convertiría en toda una odisea a causa del sol, como ocurrió hace 15 días, aunque en esta ocasión ya íbamos preparados con lentes tintadas para que no ocurriera lo mismo, nos costo localizar dicho globo pero gracias al nado paralelo junto a otro participante llegamos a buen puerto. Faltaba encarar la linea de entrada a la playa con la referencia del arco inflable rojo, una linea recta que gracias al estado de la mar y la falta de corrientes marinas pudimos completar en 18'29".

Poníamos rumbo hacia la T1 e iniciábamos el sector ciclista, 45 kilómetros a ciegas que sin duda, se convirtieron en muy pesados a causa de transcurrir por carreteras sin entrar en poblaciones, sumándole además el factor antidrafting donde los jueces controlaban con lupa todos los movimientos irregulares.

Otro factor que marco dicho sector fue el viento, no muy fuerte pero molesto, que hizo que nuestra velocidad no fuera la que teníamos prevista realizar, aun así pudimos salvar el sector de la forma mas decente posible con un tiempo de 1h 42'41".

Pasábamos a la T2 para dejar la bicicleta e iniciar los últimos 10 kilómetros de carrera a pie antes de encarar la entrada a meta, tocaba recuperar el tiempo perdido en el anterior sector, así que nuestra mirada estaba puesta en los dorsales negros y tatuajes del brazo izquierdo superiores a los 1000. Se convirtió en una constante, mas pendiente de adelantar que no del crono, consiguiendo de esta manera hacer el sector mas ameno pidiendo paso cada dos por tres por el lado izquierdo, finalizando las 2 vueltas de 5 kilómetros cada una en 41'16".


Llegaba el momento de pisar la alfombra roja, esa que desde las 9:25 rondaba nuestra cabeza, sabes que te espera tu gente, la que te anima, la que no te deja caer, la que te saca un sonrisa, todo estos aspectos dejan la meta en un segundo plano y que con un abrazo te vuelve a cargar de energía, finalizando la prueba en 2h23'57" en la posición 65 de un total de 281 participantes de la modalidad.  

Podríamos decir que nuestro participación en el short había finalizado pensando ya en el Garmin Barcelona triatlón del próximo 21 de Junio, pero faltaba la llegada de Joaquín, el cual estaba a punto de iniciar su ultima vuelta de la modalidad half, nuestra reacción fue espontánea y sin pensarlo ni un segundo salimos corriendo hacia él para realizar la ultima vuelta juntos.

Tocaba devolver por llamarlo de alguna manera lo que en su día nos hicieron en unas cuantas carreras, acompañar, para que no bajara los brazos, para respirar hondo y seguir hacia la meta marcando el ritmo, dicen que la unión hace la fuerza y es totalmente cierto, es por eso que momentos como estos hacen grande este deporte.