martes, 22 de septiembre de 2015

Crónica Matagalls / Montserrat 2015

Cuando te planteas realizar la travesía matagalls montserrat, estas firmando contigo mismo un contrato interno de 81,4 kilómetros con el que te comprometes a realizarlos en menos de 24 horas. En ese momento tu respuesta es un si rotundo pero todavía tienes que esperar a un sorteo previo y cuando este sorteo te dice que eres uno de los afortunados te reafirmas en tus principios, de en que nada en la vida sucede por casualidad.

A medida que van pasando los días y va acercándose la fecha te preocupas de que no falte de nada en la mochila y llega ese momento, ese día, las 16:27 por delante esos 81,4 kilómetros que firmaste en su día y que el destino te brindó de realizar.

Muchas ganas, junto con una mochila desbordada de ilusión y 24 horas por delante en unos primeros kilómetros de tanteo, marujeo de dorsales y unas primeras horas que pasan rápido mientras la luz del sol va atenuándose dando entrada a la noche.

Llega la noche y con ella la oscuridad junto con una invitada de excepción, la niebla, que hace que mas bien parezca una expedición hacía el Everest sin la sensación térmica de frio y la nieve convertida en forma de piedras.


Llegas a la mitad de la travesía, toca hacer la función inversa, bajar esos kilómetros hasta llegar a Montserrat. Las horas pasan, la noche pesa en forma de cansancio y sueño junto con esa sensación de no saber lo que te rodea, por donde estas realmente y solo ver la luz de tu frontal, dan muchos instantes y cosas que pensar todo deseando que las primeras horas de luz te regalen el mejor escenario posible, Montserrat delante tuyo.

Esas primeras horas de luz llegan acompañadas de niebla que sigue presente y sin Montserrat delante, tras15 horas en tus piernas que convierten los metros en kilómetros y los kilómetros en millas pero hay que seguir, ya en Monistrol de Montserrat el GPS se queda sin batería, tenia que ser en ese preciso punto como si alguien dijera "a partir de ahora sabes el camino a la perfección y toca demostrarlo" esos últimos 3,2 kilómetros pondrían punto y final a la travesía.

Sin duda la parte mas dura pero también la mas gratificante, ver como te adentras en la montaña todo mirando al horizonte de donde vienes mientras te cruzas con gente que deja atrás tu meta que estas a punto de lograr. Unas últimas escaleras que son el colofón como si de una metàfora se tratara:

"Quien quiere llegar a lo mas alto tendrá que subir hacia la cima, una lección que te da la vida, de que eres capaz de ello y de lo que te propongas porque siempre tenemos fuerzas aunque a veces no sabemos ni de donde salen".

81,4 kilómetros en las piernas en 20h20'43" aunque el tiempo esta vez es lo de menos, la satisfacción de llegar donde tenias previsto desde aquel día que te comprometiste no te la quita nadie:

"Jodidos pero jamas hundidos"

Crónica Cursa de la Mercè

"El año que viene te queremos en este cajón, en el Sub40" esta frase marcó la edición de 2014 y sí, cumplimos, un año rascando segundos al crono para esta vez encontrarnos en él, aunque el objetivo esta vez era convertir esos 40' en Sub38'. 

Llegaba el primer intento, no en nuestra mejor versión aunque esto no lo decidimos, las cosas vienen como vienen y hay que enfrentarse a ellas, así que había que intentarlo para no quedarnos con el gusanillo.

A las 9:30 de la mañana daba inicio la prueba, si todo iba según lo previsto a las 10:08 nos encontraríamos en el mismo punto aunque con 10 kilómetros en nuestras piernas y a ser posible con sonrisa de oreja a oreja.

Inicia la carrera el primer kilómetro se iba a convertir en el mas incomodo de correr, así que junto a Carlos decidimos no perder de vista la liebre de Sub37' marcando un 3'36" ganando algunos segundos al crono, llegados a Gran vía con la carrera mas estirada se trataba de coger un ritmo más llevadero (3'46" / 3'39" / 3'43") hasta llegar a Paseo de San Juan que nos llevaría al primer 5.000 en 18'40" consiguiendo de esta manera nuestra MMP en la distancia.

Nos encontrábamos con 20" de margen para afrontar el tramo final de Avenida Paralelo y conseguir el Sub38' pero nuestra cabeza entro en modo pájara y cuando la cabeza no tira las piernas mucho menos, así que iniciábamos una nueva carrera y lo peor de todo en solitario.

Salvamos el kilómetro 6 con un 3'48" para iniciar mitad de Ronda San Pedro junto Ronda Universidad y Calle Sepulveda con unos ritmos de 3'54" / 3'53" que hacían perder todo intento de conseguir lo que hacía solo dos kilómetros era viable.

Quedaba un ultimo intento de recuperar esos segundos en Calle Viladomat pero la cabeza seguía sin estar y esos segundos se convirtieron en un losa en forma de 3'49" que a posteriori se transformaron en un auténtico muro al paso por el kilómetro 9 en Avenida Paralelo, junto con 4' clavados que nos llevarían a marcar este segundo 5.000 en 20'15".

En total 38'55" (188 de la general) llegando a las 10:09 al punto de partida y esa sonrisa prevista se convirtió en un principio de mareo que por suerte se quedo hay en un principio, sensación que nos quedamos vacíos y apenas sin tirada. Situaciones así te hacen pensar y valorar lo que uno consigue, el hecho de haber estado hay a valido la pena, siempre queremos mas y a lo mejor esté tarda o no llega nunca, perdiendo la oportunidad de disfrutar de lo conseguido en su día que valorábamos y ahora no.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Crónica Cursa Barça

"Nueva temporada, nuevos objetivos" con este propósito iniciábamos el curso 2015/2016. Si la semana pasada en Ripollet dábamos el pistoletazo de salida era hora de entrar en materia en un mañana gris que esperábamos no influyera en nuestras piernas para realizar un buen primer test en la II edición de la Cursa Barça. 

Un total de 3.143 corredores tomaban la salida a las 09:00 de la mañana, por delante 10 kilómetros, el primero de ellos cuesta arriba y a estas alturas de temporada no es nada agradable empezar de esta forma, por suerte el kilómetro que transcurría por Av. Doctor Marañón se resumió en 3'54" para iniciar 3,5 kilómetros favorables.

Llegábamos al primer control situado en el kilómetro 2,5 con un tiempo de 9'33" corriendo con cabeza de carrera femenina, tocaba tirar de cabeza y es que el ritmo que estábamos llevando posiblemente nos pasaría factura en la parte final de carrera (3'38" / 3'45" / 3'42") así que ese ritmo llegaba a su fin en el kilómetro 3 aun restando por delante 1.500 metros favorables.

Superado el kilómetro 5 con un tiempo de 19'10" pasábamos el momento mas delicado de carrera, tirando en solitario hasta llegar al kilómetro 7 momento que nos hemos unido a un corredor pasando por el tercer y ultimo paso de control (kilómetro 7,5) con un tiempo de 28'56".

Restaban 2 kilómetros nuevamente en solitario en los que había que mantener esos 3'48" constantes ya divisando por ultima vez el Camp Nou, en un último kilómetro que se convertiría en una serie de 800 metros por el exterior del estadio cruzando la línea de meta en 38'57" (62 de la general y el 37 Senior).

El objetivo de carrera estaba cumplido aunque la diferencia entre la media oficial y la media de nuestro reloj tenia un diferencia de 5" como resultante que los 10 kilómetros han sido mas largos de lo normal, aun así, buen test para el primer examen oficial de la temporada llamado Cursa de la Mercè con un objetivo en mente, el Sub38'.

martes, 1 de septiembre de 2015

Crónica XXXVII Cursa de Ripollet

Primer día escolar del runner en la vuelta al asfalto, iniciábamos el curso 2015/2016 en la XXXVII Cursa de Ripollet, 10 kilómetros con sabor a la típica redacción que todos algún día hemos realizado, de como habían sentado las vacaciones al cuerpo y sobretodo a las piernas después del parón.

iba a ser una redacción de aquellas puñeteras donde se escondían subidas y bajadas con falsos llanos multiplicados por dos y mas si le sumamos que no teníamos referencias visuales de lo que nos depararía.

Colocados debajo del arco de salida y ver la pendiente que había que afrontar era síntoma de que empezábamos bien cuesta arriba la temporada, con 10 minutos de retraso dio inicio la prueba en un primer kilómetro que aun deparaba otra sorpresa al primer giro de izquierdas con otro repecho mas corto aunque mas pronunciado para como aquel que dice finalizar el kilómetro a 3'54".

Iniciábamos el segundo kilómetro con la lógica del "todo lo que sube baja" y que realmente no fue así aunque nos encontrábamos en la parte más favorable del circuito junto con un ritmo de carrera bastante rápido que nos llevo a completar dicho kilómetro a un ritmo de 3'37".

El tercer kilómetro nos llevaría a la zona del polígono industrial de Ripollet donde el sol hacia acto de presencia sin poderlo evitar, por suerte solo fueron 500 metros antes de iniciar nuevamente un repecho que nos llevaría al inicio del kilómetro cuatro un largo y falso llamo camino del primer paso por linea de meta.

Superada la primera vuelta con un tiempo de 19'31" y según lo previsto con Carlos fue momento de levantar el pie del acelerador y encarar la segunda vuelta a unos ritmos más tranquilos, la combinación de cansancio en forma de jet lag más la falta de entremos durante esos días hacían que el cuerpo no estuviera preparado para repetirlos completando los segundos cinco mil metros con un tiempo de 20'34".

Un 40'05" que nos dejo en la posición 32 de la general y el 11 de nuestra categoría que tras el parón vacacional y por la exigencia del recorrido quedábamos satisfechos ya con la mente puesta en el 13 de Septiembre donde intentaremos el primer Sub38' en la Cursa de la Mercè.