martes, 7 de junio de 2016

Y de repente...

"Todo sucede por algo" 

Nos teníamos que lesionar un 16 de Abril ¿nos lo merecíamos? Al final llegas a la conclusión que teníamos que poner el freno a todo este ritmo frenético del medio Ironman para el cual nos estábamos preparando a consciencia del 22 de Mayo, en esta ocasión no sería para nosotros. 

Disculpad, que aun no os halla hablado de ella, aunque muchos de vosotros ya la conocéis, de la lesión hablo, de esas que dices "cojones" adjetivos con los que bien te puedes marcar un rosco de pasapalabra obteniendo como premio: 

"Rotura parcial del ligamento cruzado anterior con lesión de menisco interno" 

Sin buscarlo, sin quererlo, nos encontrábamos en menos de un segundo en otro tipo de competición, de esas que sabes el punto de partida pero no los kilómetros totales en forma de días que tendrás que recorrer para llegar al final, sustituyendo zapatillas por muletas y tritrajes por una férula inmovilizadora para la pierna.

En total 42 días de competición en silencio buscando el mejor consejo, tanto a nivel médico como fisio que resultaban ser nuestros avituallamientos de esta jodida prueba con resultado final de:

 "Distensión del ligamento cruzado anterior con fractura trabecular y edema menisco interno" 

Escuchar la palabra "Hay que operar" de boca de un doctor no gusta, por suerte o llamémoslo como queramos desaparecía, de esta prueba que alguien nos había impuesto en el calendario sin nuestro consentimiento aunque con sabor a victoria en forma de rehabilitación, punto en el que nos encontramos ahora, por tal de la desaparición de  las molestias causas por la lesión.

42 días de pura paciencia que lo continúan siendo aunque en menor grado, sin alterar el curso de las cosas, todo lleva su tiempo sin obsesionamos por regresar, aunque cabe decir que el destino nos ha marcado una fecha en forma de inscripción gratuita, esta vez siendo conscientes de ella, 9 de Octubre del 2016: 



Donde intentaremos llegar con las máximas garantías posibles de hacer un papel mas que decente, por delante quedan unos cuantos meses, meses de los que solemos llamar "de silencio" de esas sesiones Juan Palomo "Yo me las guiso yo solo me las como" para que cuando llegue el día de volver convertir todo ese silencio en el mayor de los ruidos posibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario