sábado, 22 de octubre de 2016

Crónica La Marxassa


De esos días en que te vienes arriba incluso sufriendo la resaca de la Matagalls - Montessart y te dices "podemos hacerlo mejor" y así se cocino nuestra inscripción a la Marxassa, "pensando" en nuestra preparación del próximo 10 de Diciembre en la maratón de Lanzarote.

Poníamos un alto en el camino el día de nuestro cumpleaños para soplar 62,500 metros junto a 4.032 metros de desnivel acumulado, una especie de fondo de kilómetros para llegar en condiciones optimas a la cita.


A las 07:00 de la mañana iniciábamos una travesía en toda regla de mar y montaña que nos llevaría de Sant Martí del Montseny hasta la Ermita de Sant Simó en Mataró, acompañados con una débil lluvia durante los primeros kilómetros nos haría mantener la cautela junto a la oscuridad y la luz del frontal, que apenas duraría 1 hora escasa, momento en el que llegábamos al primer punto de control.

A partir de ese momento poníamos el piloto automático de bajada hasta el control número 3 ubicado en el kilómetro 26 en Sant Celoni, esos 16 kilómetros desde Fontmartina sentíamos como nuestra rodilla derecha se estaba cargando poco a poco, a partir de ese instante apenas pudimos correr, no valía la pena forzar mas.

Dejábamos atrás Sant Celoni para encarar 12 kilómetros de subida, donde ya habíamos aplicado el conocido andar rápido hasta llegar al control número 4 en Sant Martí de Montnegre, en el que coincidíamos con los participantes de la marcha corta que iniciaba recorrido en Sant celoni, a partir del kilómetro 38 damos sentido a la frase de "Si la cabeza dice que tiras las piernas responden" pero nuestra cabeza había desconectado y las piernas no respondían.

Llegábamos al kilómetro 45 en el control numero 5 de Vallgorguina, el avituallamiento se convertía para muchos en la hora de comer, en nuestro caso, fue un paso por pit lane rápido y es que las ganas de llegar a la Ermita de Sant Simó eran inmensas después de los 3 kilómetros de subida que nos esperaban sufriendo mucho de nuestra sobrecarga en la rodilla, añadiéndole molestias en la planta del pie de la misma pierna derecha, son esos instantes como si alguien te estuviera diciendo "La montaña no esta hecha para ti, tu la labor esta en el asfalto". 

Superado el peor momento restaban 15 kilómetros de bajada en los que por fin a lo lejos vimos el mar, la vuelta a la civilización estaba cada vez mas cerca, las molestias en la planta del pie iban menguando al igual que nuestra rodilla, 3 puntos de control y la llegada a la ermita era lo que nos quedaba para acabar la aventura, nuestra cara era un autentico cuadro con nombre cansado que no jodido, y es que nos habíamos quedado literalmente sin batería hacia horas, como nuestro MP3.



Y por fin pusimos fin a estos 62,500 metros en 9h36' de aquello que inicialmente nos planteamos "podemos hacerlo mejor" se convirtió en "Que acabe ya por favor" saturados de montaña por esta temporada es hora de ponernos a pensar, ahora si, en el 10 de Diciembre, seguramente lleguemos falto de kilómetros pero sera bonito no cabe la menor duda sumar más kilómetros de cara a intentar nuevamente en la Maratón de Barcelona un Sub 3h el 12 de Marzo de 2017, donde esperamos que en esta ocasión el kilómetro 40 se convierta en nuestro mejor aliado y que el paralelo se transforme en una especie de alfombra roja camino hacia la meta, pero para toda esta ilusión habrá que sufrir y luchar durante los meses que restan donde todos los kilómetros suman para conseguir nuestro objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada