miércoles, 24 de mayo de 2017

Medio Fondo la Mussara '17

Todo tiene un porque, nada de lo que sucede es gratuito, todo llega en su preciso instante, ni antes ni después y cuando un Domingo de hace una semana pintaba normal acabaría convirtiéndose en un domingo que recordar. A una semana previa al Half de Salou nos disponíamos a recorrer 97 kilómetros con 1.600 metros de desnivel positivo que se iban a convertir en los mejores teloneros con el sabor mas dulce posible.


Con una salida organizada por cajones de manera neutralizada con los compañeros de equipo del Rayo Team y tras 16 kilómetros de risas iniciábamos el primer ascenso al Coll de la Mussara que da nombre a la prueba, 10,5 kilómetros de cronoescalada  para coronar sus 963 metros, el perfil del ascenso colocaba a cada uno en su lugar, bien podríamos decir que se convertía en una selección natural de la propia montaña con su pendiente de 5,8% y tras superar los 600 metros de desnivel pudimos contemplar las espectaculares vistas como el mejor regalo a ese esfuerzo realizado, aunque nos seguirían acompañando.

Tras un descenso que nos permitió descargar piernas y tras unos pequeños toboganes era turno de afrontar el segundo puerto, coll de Picorandan de 5 kilómetros y una pendiente de 6,2% corto pero intenso, donde incluso nuestra bicicleta se convertía en un caballo desbocado por unos instantes donde esas vistas a 941 metros seguían siendo espectaculares en todos los sentidos.



Sin parar en ningún avituallamiento poníamos rumbo al tercer y ultimo puerto, Coll de les Pinedes de 949 metros con 3% de pendiente que tras superar sus 7 kilómetros de ascenso nos continuaba regalando unas vistas espectaculares.

Tres puertos y 65 kilómetros en nuestras piernas antes de iniciar el descenso que nos llevaría de nuevo a nuestro punto de partida, Reus, 32 kilómetros en los que nos quisimos probar buscando el ritmo para el half de Salou donde nos espera una autentica escabechina en el sector de ciclismo de 21,5 kilómetros con 7 rotondas durante 4 vueltas aun así tenemos la sensación de que nos encontramos delante de nuestra mejor versión deportiva hasta la fecha, esperemos que se vea reflejada, en ella estarádaremos lo mejor.... para que así sea.


domingo, 7 de mayo de 2017

Cursa Bombers '17

Hay situaciones en nuestra vida que exigen atrevimiento, tomar el mando de la situación sin temor a perder esa oportunidad, el "no se puede" sin antes intentarlo no debe existir y este atrevimiento nos llevaba al primer intento del SUB38'.

No siempre todo sale a la primera, sabemos con creces de lo que hablamos cuando en mas de una ocasión hemos "mordido el asfalto" aunque siempre hay una primera vez y con ella ese primer intento, la cursa de Bombers la elegida, pretendiendo convertirla en nuestro acceso directo a la San Silvestre Vallecana Internacional del próximo 31 de diciembre, 1.000 corredores serán los elegidos.

Por delante 10 kilómetros a 3'47" tener el día, la inspiración, volviendo a correr después de aquella maratón de Barcelona, nuestra ópera prima hasta la fecha, por tramos donde esa linea azul nos acompañó durante 42,195 metros haciéndolo todo mas sencillo.

Nuestro propósito en los primeros kilómetros era no descolgarnos de la liebre de 37' ¿temeridad? posiblemente, aunque teníamos claro que si llegábamos al kilómetro 3 a dicho ritmo tendríamos segundos de margen para iniciar el ritmo que nos habíamos marcado desde un principio.


Se nos fue totalmente de las manos, mejor dicho de las piernas, llegando al kilómetro 4 por delante de dicha liebre donde finalizo nuestro atrevimiento, no porque quisiéramos mas bien porque ese kilómetro de mas nos podía pasar factura mas adelante. 

Completábamos los primeros 5 kilómetros con un tiempo de 18'53" íbamos "bien" dentro de la exigencia que requiere un 10K el cual no permite margen de error pero en el kilómetro 7 recordamos el kilómetro 4 donde no vimos obligados a bajar el ritmo por tal de recuperar sensaciones para lo que restaba de carrera pero no volverían. 


Ese kilómetro 7 a 4' nos salió muy caro, nos costó el sub38' parando el crono en 38'13" que no deja de ser nueva marca personal por 1" así que hay que valorar lo conseguido, el simple hecho de atreverse por primera vez sin duda bien había merecido la pena. 

Seguiremos luchando por esa San Silvestre y por ese Sub38' no es un punto final sino mas bien un punto y aparte que nos pide triatlón mas que nunca, hemos acabado saturados de kilómetros en solitario y de ahora en delante nos espera lo mejor. 

martes, 25 de abril de 2017

Triatló Vila de Blanes

"Sant Jordi y un dragón en forma de triatlón" 

Bien podría ser el titulo o el inicio para empezar a escribir esta crónica alternativa a la leyenda de Sant Jordi, en esta ocasión la batalla nos desplazaba hacia la Vila de Blanes, donde un dragón en forma de triatlón llamado Sprint nos esperaba, sin ningún otro tipo de armadura que no fuera nuestro cuerpo junto con un neopreno, una bicicleta, unas zapatillas de correr y muchas ganas de dar guerra, nos enfrentaríamos a esa criatura de 750 metros / 20 kilómetros / 5 kilómetros.

Se preveía una batalla corta pero intensa que no permitiría ningún tipo error en ninguno de los tres sectores así que teníamos que sacar nuestras mejores armas deportivas conscientes de que esos primeros 750 metros en aguas abiertas iban a ser de autentica lucha en el agua y con el agua desde el primer instante.


Apenas transcurridos 200 metros y antes de llegar a la primera boya recibimos un golpe que nos dejo sin gafas con lo que tuvimos que poner calma a la situación para nuevamente colocarlas y coger el ritmo nadando mas por el exterior para evitar mas percances, tras 13'59" completamos el sector, nuestro punto débil a mejorar había finalizado, conscientes desde buen principio que así seria antes de emprender los 20 kilómetros correspondientes al sector de ciclismo que se preveían de pura sangrpor tal de recuperar el máximo de tiempo posible dentro de lo que permitía la distancia.

Desde buen principio las sensaciones encima de la bicicleta no eran nada buenas, las piernas no tiraban, no conectábamos con ningún grupo, incluso nos intentaron ayudar pero habíamos entrado en tal estado de pájara que la situación no la podía salvar ni el mejor de los Sant Jordis y así durante una, dos y tres vueltas donde cada cuesta era una sentencia mas a sumar a nuestras piernas y cabeza.


Quedaba salvar el sector de la forma mas decente posible, el que tenia que ser de pura sangre acabo convirtiéndose en puro desastre con 41'05" no íbamos a darnos por vencidos, lucharíamos hasta el último segundo como siempre lo hacemos y esos 5 kilómetros de carrera a pie que restaban pondrían fin a esta batalla. 

Esas piernas que no habían respondido anteriormente salían del estado de pájara, para volver nuevamente a Blanes, 5 kilómetros no daban para mucho pero era el ultimo intento de acabar de la manera mas correcta, tirando de orgullo y finalizando el sector con un tiempo de 19'52". 



La batalla nos dejó un sabor agridulce con un tiempo de 1h14'56" en la cual el dragón a vencer no dejaba de ser uno mismo, el único rival capaz de sorprendernos, de creernos que somos capaces de llegar a mas aunque en esta ocasión nos sorprendió de que no siempre las cosas salen como uno espera en una distancia que nos penaliza pero que no dejaremos de luchar por tal de mejorar.

miércoles, 12 de abril de 2017

Tricircuit Deltebre

Sin presión, así iniciamos nueva temporada 2017 de triatlón tras un 2016 de autentica travesía por el desierto a lo que se refiere en esta disciplina, toca trabajar esos puntos débiles por tal de convertirnos en inexpugnables, aunque sin obsesiones, siete meses por delante por tal de afianzarnos en la media distancia.

Resultado de imagen de TRICIRCUIT DELTEBRE

Esta claro que no se puede empezar por el final, lo bonito es vivirlo desde el principio así que llegábamos a Deltebre para disputar la primera prueba del calendario de la temporada en la modalidad Olímpica (1.500 m / 40 km / 10 km) seguramente ese leitmotiv de sin presión era bien presente desde la entrada a boxes donde teníamos ganada esa primera transición llamada confianza y autoestima de que todo lo que hacemos lo hacemos con pasión y porque así lo sentimos.

Tras recorrer andando 1.500 metros Rio Ebro arriba y tras el bozinazo de salida tocaba pasar a la acción, solemos decir que el sector de natación es un tramite en el cual el objetivo es salir indemne, la corriente a favor tendía a tirarnos hacia el interior del rio con lo que el cruce de nadadores era una constante, la única referencia visual, el Pont Lo Passador, nuestro objetivo, intentar mantenernos lo mas próximos al lateral del rio, tras algunos golpes encontramos nuestro sitio y pudimos superar el tramite de esos 1.500 metros. 


Conscientes que dicho sector no es nuestro fuerte aunque 1'33" de media los 100 metros podía resultar engañoso, era momento de pasar la primera transición par ir de menos a mas en el sector de ciclismo, coger una buen grupo e iniciar relevos por tal sacar una buena media, pero no se puede ir de buenas o mejor dicho de bueno, nos falta esa mala fe que no tenemos ni tendremos. Los kilómetros pasaban, pesaban y el viento que soplaba de lateral era cada vez mas molesto que incluso nos desplazaba, así que intentábamos tirar lo máximo bajo ese sol abrasador conscientes que esos 40 kilómetros nos pasarían factura en el sector de carrera a pie pero había que tira si o si, no habíamos venido a pasar la tarde.


Tras una segunda transición bastante rápida nos calzábamos las zapatillas para recorrer 10 kilómetros por el lateral del rio a la espera de como reaccionarían nuestros cuadriceps, empezamos con buenas sensaciones pero el sol nos estaba pasando factura, como también los cuadriceps a falta de 4 kilómetros que se encontraban al limite de la sobrecarga, supimos controlar la situación dentro de las circunstancias y el karma hizo el resto con aquellos que se aprovecharon de nuestra rueda acabando el sector en la posición 39 cruzando la linea de meta con un tiempo de 2h14'10" y una posición 34 Absoluta Masculina.


No podemos reprocharnos nada, nos adaptamos a las circunstancias, lo dimos todo, llegamos vacíos pero toca seguir trabajando esos puntos débiles para que el próximo 23 de Abril en Blanes podamos dar un poquito mas en el triatlón del cual siempre guardaremos un buen recuerdo por ser el de nuestro debut. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

Maratón BCN '17

Hola Maratón de Barcelona,

Esta es la décima ocasión en que nuestros caminos o mejor dicho tu linea azul se cruzaba conmigo, guardo de cada una de ellas un recuerdo especial aunque alguna mas que otra, Zaragoza, Valencia, Sevilla, Castellón, San Sebastian, Lanzarote y Barcelona por cuarta vez consecutiva.

Para mi eres especial, eres la de casa, como también sabes que soy de esas personas de las que suele perdonar pero no olvidar, ya te debes imaginar por donde voy ¿Recuerdas lo sucedido hace una año, verdad? Como también recordaras que te dije que lo seguiría intentando y que te tenia muchas ganas, pues el día a llegado.


Sabes el dicho de "Lo que no te mata te hace mas fuerte" pues venia aplicarlo de la mejor forma que podía demostrártelo, zancada a zancada camino de las sub 3 horas, lógicamente no te ibas a quedar con los brazos cruzados y lo demostraste desde un buen principio, dándome donde mas me duele, el sol, por ese motivo estaba preocupado era lo único que podía impedirme tu conquista, condicionantes que entraban a formar parte de ti. 

Conocía perfectamente tus tempos desde un buen principio y nada era nuevo, mas bien se trataba de corregir errores cometidos en pasadas citas ¿Si empezabas fuerte en tus primeros 7 kilómetros? Sin problema, así en el kilómetro 10 con 42'05" te lo demostraba y te lo volvía a demostrar en el siguiente parcial clavando tiempos ¿Ahora entiendes porque te decía zancada tras zancada? 

Mi única preocupación era el sol, era como tu aliado, parecía que quería ser protagonista junto a ti, pasaba tu media maratón con un tiempo de 1h29'13" consciente que a partir de ese momento tenia que centrarme 100% en tu linea azul, me sorprendiste en el kilómetro 24, no me lo esperaba ni creo que tu tampoco, el sol te abandono, bajo el telón, fue en ese precioso instante que interiormente nos dijimos "Ya no te escapas" entrabamos en tu kilómetro 30 con un tiempo de 2h06'52" teníamos margen para jugar contigo, si, si, como lo oyes, jugar contigo en vez de tu conmigo, exactamente 1'07".


Tenias esperanzas de que en el litoral ese margen se agotara, pero como pudiste ver fui el mas listo, protegiéndome de tus envestidas, ya no pensaba en otra cosa que llegar a tu Avenida Paralelo, más exactamente al kilómetro 40 ¿Recuerdas? fué en ese kilómetro donde me dejaste sin respiración, ahora te la devolvía y ademas jugando contigo siempre desde el respeto con 1' de margen exacto.

De esta forma tu Avenida paralelo se convertiría en un tramite con el final mas bonito y es que con una mirada se puede decir todo sin decir nada, incluso parando el crono por un instante recorriendo los últimos 195 metros con el corazón en los que ya no te quedan ni lagrimas.

2h59'15" 

Son el resultado de meses de esfuerzo, sacrificio, sufrimiento en silencio y sobretodo de creer desde el primer instante en uno mismo, no te voy a dar el merito a ti, porque no es así, ni tampoco si has sido justa o no conmigo, te dije que volvería a intentarlo, te lo he demostrado y lo seguiré haciendo pero contigo Barcelona no, me quedo con este recuerdo, en el que un 12 de Marzo de 2017 pude saborear por primera vez tu Sub3h.


martes, 28 de febrero de 2017

Se acerca el día...

Es muy complicado no pensar en ti y mas cuando estas a tocar, intento no pensar en ello, pero es inevitable no hacerlo, no eres una obsesión, sabes perfectamente que es palabra tabú en mi vocabulario y el tiempo así me lo a demostrado, más bien diría que es otro tipo de palabra que hasta el día 12 de Marzo a las 08:30 seré incapaz de describir.

Posiblemente por mi cabeza me estés preguntado si tengo miedo, pero miedo no es la palabra más adecuada, mas bien es respeto, nos conocemos perfectamente y cada uno sabemos donde están nuestros limites, en tu caso en el kilómetro 42 y 195 metros mientras que en el nuestro aun esta por llegar aunque somos conscientes de que esta cerca. 

Limites que en esta ocasión se disfrazaban en forma de 21,097 metros en la media maratón de Gavá, en esos últimos kilómetros oficiales y especiales con dorsal antes de que nuestros caminos se vuelvan a cruzar por décima ocasión, no era el día para un tropiezo, era día para decirte que estamos preparados para lo que nos viene, sin miedo pero con respeto, correr por sensaciones... con el corazón, demostrando con gestos, actitud y hechos que afrontando esos kilómetros juntos sin duda se afrontan mejor.

Muchos pensamientos se nos pasaban por la cabeza en cada kilómetro que recorríamos juntos, mas de los que te puedas imaginar a estas alturas, días como estos en los que eres capaz de cruzar todos los dedos posibles que nunca llegaste a pensar que podías llegar a cruzar para que todo transcurriera de la mejor forma posible en busca del mejor escenario.

Así pasamos tus 21,097 kilómetros, donde el tiempo en esta ocasión era lo de menos, lo importante era sumar kilómetros con buenas sensaciones que multiplican por dos y que sumaban para ganar confianza de que no hay que tener miedo escénico, sino mas bien respeto al escenario al cual nos enfrentamos.

Enfrentarse es de valientes y así nos enfrentaremos a tu escenario de 42 kilómetros y 195 metros, sin miedo, una nueva oportunidad que nos brinda el destino, no cabe la menor duda que lo daremos todo como siempre lo hemos hecho, no es cuestión de suerte, sino de actitud conscientes de que no todo dependerá de nosotros y si el día nos acompañará dentro de nuestro escenario perfecto de frio y sin sol, como tampoco se si seras justa conmigo, ni tu, ni yo, ni nadie que toque de pies en el suelo lo puede saber, solo sabemos que visualizamos esa llegada y que tenemos por delante 2h59'59" para hacerla realidad.

martes, 21 de febrero de 2017

Crónica Maratest '17

Mucha gente piensa que el tiempo es oro otras mientras piensan que pasa volando y otras lo quisieran detener, pero el tiempo no se puede parar, sea lento, rápido, largo, corto o incluso eterno, marca el ritmo, así es el tiempo, ese que nos va acercando al 12 de Marzo. 

Cuando afrontamos un objetivo siempre nos marcamos una meta ¿Sino para que lo empezamos? esta ya lleva un par de años rondando por nuestra cabeza y sin darnos cuenta siempre el tiempo esta bien presente, de una forma u otra entra a jugar en esta partida, en la que tenemos que aprender a movernos dentro de nuestro propio tiempo que nos hemos marcado 2h05' en recorrer 30 kilómetros el hecho de intentarlo significara que no hemos perdido el tiempo.



No hay que ser muy sabio para saber que si se quiere alcanzar el éxito no hay que escatimar esfuerzos en él es cuestión de constancia y de hacer un buen uso del mismo que iniciábamos con un 00:00:00 como punto de partida, una partida limitada que no iba a ser nada fácil aunque teniendo las ideas claras las cosas suelen ser mas sencillas de lo que parecen.

Un ensayo de lo que el día 12 de mayo sera una realidad, una carrera contra el tiempo, aunque esta carrera la vivimos todos los días, donde vemos que el tiempo es el recurso mas valioso que tenemos que solo se puede gastar y que cada segundo vivido es una oportunidad que tenemos que aprovechar cuando llevábamos 00:20:46 en estos primeros 5 kilómetros. 



Por delante quedaban kilómetros que darían para pensar, para descubrir si nos encontrábamos en el camino correcto, poniendo en práctica todo el trabajado de estos últimos meses con mucha paciencia, así con 00:41:29 llegábamos al kilómetro 10 esa meta por la cual habíamos venido a luchar y motivación no iba a faltar.

Como suele ocurrir en el día a día el tiempo pasa volando y en estas circunstancias aun mas tras 15 kilómetros y con un tiempo de 01:02:03 afrontaríamos nuevamente 15 kilómetros de déjà vu en solitarioesa soledad que ha veces te juega malas pasadas contra una especie de posibles muros, esos ladrones del tiempo en forma de calor y viento que intentarían comernos la moral lentamente en busca de su éxito personal.

Adelantarse a los acontecimientos aunque no lo parezca es ganarle tiempo al tiempo, sabíamos que fácil no iba a ser y si así fuera no merecería la pena pero el hecho de estar mentalizado en que esos ladrones del tiempo podrían influir en lo que restaba de carrera seria ganar esa primera batalla al tiempo en el kilómetro 20 en 01:22:51 a partir de este punto la soledad nos acompañaría hasta el final, un nuevo obstáculo que añadir o mejor dicho a superar junto al calor y al viento, no tan fuerte como el que venia siendo habitualmente.



Ese tiempo de soledad o te vence o te hace mas fuerte, son instantes en que tiras de cabeza y de algo mas, incluso parece que tus zancadas marquen el tiempo en una especie de tic tac continuo pasando en 01:44:21 por el kilómetro 25 acercándonos a ese muro ficticio que dicen te visita en el kilómetro 30 en adelante o incluso antes si el planteamiento no a sido el adecuado, pero en esta ocasión supimos aprender a movernos dentro de ese tiempo y de las circunstancias que nos habíamos encontrado deteniéndolo en 02:05:45. 

No hay cosas que resulten fáciles ni difíciles de afrontar, se trata de creer en que es posible, quizás no sea fácil llevarlo a cabo, pero realmente se puede si uno quiere y sin duda estamos preparados para afrontar el próximo 12 de Marzo esta meta cuyo nombre es Sub 3 Horas en la cual no correremos solos, ni de cabeza y mucho menos de...


lunes, 13 de febrero de 2017

Mitja de BCN '17

Autentica, inteligente, independiente, misteriosa... así intentas llamar mi atención, cuando apenas queda menos de un mes para el 12 de marzo y llevas meses rondando por mi cabeza, aunque la protagonista vuelve a ser tu hermana pequeña, esa que tiene 21 kilómetros ¿pero sabes que pasa? Que tengo ganas de que llegue ese día consciente que serás fugaz, vendrás por unas horas y te iras pase lo que pase. 




Siempre me ha gustado basarme en los hechos, no en palabras, porque las cosas no son como empiezan en el kilómetro 1 sino como acaban y acabaran en el kilómetro 42 y 195 metros, eres complicada de entender pero es imprescindible intentar hacerlo y pienso dejarte huella de una forma elegante, es inevitable no recordarte al encarar tu Avenida paralelo que compartes con tu hermana, que mal me lo hiciste pasar en la pasada cita... No te guardo ningún rencor pero si tengo memoria, lo importarte es ahora, pero a sido inevitable pensar cuando ya llevábamos 5 kilómetros en 19'27" de esos 21,097 metros.


Valoraba aunque no me conformaba con lo que sucedido hace 3 semanas en Santa Pola, el viento, tu capricho que nos acompaña en todas las citas desde Lanzarote, también era bien presente ¿Y sabes una cosa? En el kilómetro 8 se me paso por la cabeza plantarte, dejarte, una sensación tempranera de un tal muro en pequeña escala, tal vez muy pronto pero las cosas suceden cuando menos las esperas, nos estábamos poniendo mas presión de la necesaria pero supimos salvar y pasar ese mal trago que a falta de 11 kilómetros para acabar superábamos tu kilómetro 10 en 38'58".

En ese instante volvimos a creer que si poníamos de nuestra parte todo era posible, no era necesario esprintar, teníamos margen, si lo hiciéramos no íbamos a llegar muy lejos, así que zancada tras zancada y tras superar tu kilómetro 15 en 58'58" entramos en ese momento en que la bascula se decantaría hacia un lado, al de ganar o al de aprender, aprender lo habíamos hecho unos kilómetros antes en forma de lección que lo que no puede contigo te hace mas fuerte así que ahora tocaba ganar.

Era momento de dejar ese silencio para demostrarte que las palabras se las lleva el viento y nunca mejor dicho, ese viento que gran parte de tus primeros 16 kilómetros teníamos en contra giraba ahora a nuestro favor en ese temido litoral, mentalizado de llegar a tu kilómetro 17 y encontrarme con él, pero me sorprendió, a partir de ese momento supe que te ganaba y quedaba bien patente en tu kilómetro 20 en 1h19'05" 5" mas de lo establecido en nuestra chuleta, te había vuelto a ganar por segunda vez consecutiva, solo faltaba dejarnos llevar en ese último kilómetro parando la cita en 1h23'18" pensando en que lo mejor estaba por llegar.



Fué tal la impotencia que sentiste que me la jugaste finalizada la cita estando presente con otra indumentaria, sentí mucha rabia, esa que hace tiempo no sentía, decía mucho sin apenas decir nada, desde fuera es mas complicado de lo que parece y lo conseguiste, me dolió, pero volveremos a vernos de nuevo porque las cosas no son como empiezan, sino como acaban... Con un abrazo. 

jueves, 9 de febrero de 2017

Algunas veces se gana...

Algunas veces se gana y otras se aprende... 

Sabemos de lo que estamos hablando cuando en mas de una, dos y tres ocasiones hemos podido saborear ambos lados de la balanza, seguramente no hay persona en este mundo que no haya pasado en su vida sin conocer la palabra derrota aprender y es que en verdad muchas de las veces que hemos ganado a sido a través de ese tipo de lecciones, las que nos hacen mas fuertes y nos hacen ver la dificultad que implica saborear el triunfo que a veces o mejor dicho muchas veces no sabemos valorar. 

Dicen que en los entrenamientos del día a día se ganan los triunfos y en las competiciones se recogen aunque somos consientes que cabe la posibilidad que llegue ese día y las cosas no salgan como estaban previstas, es momento en el que tenemos que valorar todo el esfuerzo realizado anteriormente, un día malo lo podemos tener cualquiera pero hay que volver a trabajar una y otra vez sobre esos fallos sin perder esa mentalidad ganadora, hay que saber aprender para ganar nuevamente.

No existen medidas exactas para fabricar el éxito pero si debemos ser críticos con nosotros mismos, exigentes siempre de una manera sana, valorando nuestros aciertos y nuestros errores lecciones que nos harán mejores.

La derrota es una lección relativa que nos tiene que servir como una reflexión que no siempre se puede ganar, somos humanos con sentimientos, con corazón, de lo contrario seriamos simples maquinas aunque para quien tiene mentalidad ganadora la palabra derrota no exista, sino más bien sea un camino con estaciones por las que uno debe pasar, vivencias antes de llegar a la parada llamada éxito y es que aprender a lo largo de este camino se convierte en la mejor victoria.

domingo, 29 de enero de 2017

Reflexión de Maratón

Un día decidí subir una montaña...


¿Cuantas veces en la vida hemos decidido tirar la toalla porque pensábamos que no obtendríamos el resultado deseado? Seguramente muchas veces y en innumerables ocasiones, pero llegados a este punto es momento de hacer frente a ello, de plantar cara, salir de la zona de confort en busca del resultado que realmente queremos y que personalmente nos merecemos.

Decidimos iniciar el ascenso a esta montaña porque nos vemos capaces de ello, seguros de nosotros mismos, contábamos que a lo largo de este reto posiblemente nos encontremos con diferentes obstáculos que nos obliguen a ascender con mas cautela para no tropezar, ya lo hicimos en su día mas de una, dos y tres veces... incluso nos llegamos a parar, pero esos obstáculos sirvieron como pequeñas lecciones para decirnos que ningún reto que merezca la pena es fácil.


Durante este ascenso nos daremos cuenta que siempre hay situaciones que podemos prevenir, sin embargo la montaña esconde muchos secretos durante su subida, cada ascenso es único e irrepetible, con lo que hay que aprender a moverse dentro de sus circunstancias y las de su alrededor, mostrando siempre una actitud positiva ante cualquier problema que podamos encontrarnos por delante.

Si todo va bien llegaremos al campo base, momento para tomar un descanso, observar la cima y tomar la decisión de ir a por ella, no dependerá de la visibilidad, sino mas bien, de creer en nosotros mismos que es posible, seguiremos subiendo hacia nuestro destino sin mirar atrás, la oportunidad debemos crearla, solo así cuando estemos en esa cima encontraremos unas vistas increíbles que serán el resultado al esfuerzo el cual siempre trae consigo recompensas.


La vida no deja de ser un reto en si misma y ésta se encuentra llena de otros retos, en los que tenemos que poner nuestro compromiso desde el primer día, realizando el entrenamiento adecuado tanto físico como mentalmente, si no ponemos de nuestra parte nadie lo hará por nosotros para enfrentarnos con las máximas garantías de éxito, solo de esta manera subiremos esta montaña y todas las que nos propongamos en la vida, pues al fin y al cabo hemos nacido para superarnos a nosotros mismos.

martes, 24 de enero de 2017

Crónica Mitja Marató Santa Pola

Hola de nuevo,

Que rápido pasa el tiempo, nunca mejor dicho, hace una semana nos citábamos en Sitges y ahora nos volvemos a encontrar en Santa Pola, Alicante, a decirte la verdad tengo una rara sensación si el temporal nos va a permitir citarnos en este primer asalto a la hora sub25' seguramente te hagas a la idea a lo que hemos venido con nuestra humildad por bandera y no es otra que hacer nuestra mejor carrera hasta la fecha y es que el éxito hay que salir a buscarlo. 



Es complicado saber lo que nos deparará esta cita en esta especie de Lanzarote Alicantino con temperaturas mas acordes a nuestro perfil, aunque aquel 10 de Diciembre tu hermana mayor nos hizo tirar de cabeza durante los últimos 10 kilómetros en solitario y puede que esta vez lo intentes tu. Venimos con la mentalidad para tirar si fuera necesario del doble más uno, el equivalente a tu distancia sin esperar nada de ti, solo de nuestra cabeza. Nada que perder 21.097 razones para ganar.

Llegaba el momento, las 10:30 hora en la cual nos habíamos citado, parecía que el temporal nos permitía una tregua para afrontar el reto que nos habíamos marcado, con nuestras mejores galas intentaríamos mantenernos alrededor de 4' el kilómetro, toda una declaración de intenciones de lo que veníamos hacer, no perder el tiempo más bien todo lo contrario.



Todos lo inicios sean del tipo que sean son complicados, nos conocemos bastante bien, son muchas citas encontrándonos y se como las gastas con tu "murito" no iba a ser una excepción así que tus primeros 5 kilómetros los tomamos como un prólogo en 20' clavados a modo de presentación como si del primer acto de una obra de teatro se tratase.

Inmersos en esta batalla psicológica, no nos debería suponer problema alguno llegar a tu kilómetro 10 así que decidimos dar un golpe de autoridad sobre el asfalto con el objetivo de ganarte segundos aunque tus obstáculos podían aparecer en cualquier momento como si se tratasen de tus antojos del día. Llegábamos al kilómetro 10 en 39'47" te ganábamos 13" mientras tu antojo en forma de viento se encontraba bien presente desde el inicio intentando desestabilizarnos sin obtener resultado.

Sin perderte en ningún momento el respeto empezaríamos a jugar con esos segundos en esta confrontación entre ambos camino del kilómetro 15 cada vez mas en solitario, sin referencias de ningún tipo, tirando de cabeza y no de piernas, marcándonos un 59'44 en dicho kilómetro, a partir de hay los dos sabíamos que llegaba el momento clave de la cita 3 kilómetros que nos llevarían hasta tu kilómetro 18 pero en tu kilómetro 17 esos segundos que te sacamos los recuperaste con tu antojo, el viento, era momento de apretar dientes, de tirar y tiramos todo lo que pudimos, no contabas con ello ni con el talismán que guardábamos en forma de pulsera en nuestra mano derecha y que a escasos metros de la meta pudiste comprobar nuevamente, desprendía pura energía ¿A caso creíste que ibas a poder conmigo en algún momento? Pues te equivocaste de día.

Cediste, renunciaste, te viste incapaz de desestabilizarnos, tu victoria solo dependía de un último error por nuestra parte, error que no llegaría superando tu kilómetro 20 en 1h20'02" consciente que te habíamos vencido afrontábamos tu último kilómetro liberando toda la tensión acumulada a lo largo del fin de semana, dejándonos llevar en los últimos metros cumpliendo el objetivo que nos habíamos marcado: Correr a 4' el kilómetro parando esta cita en 1h24'24" realizando nuestra mejor carrera hasta la fecha



Como has podido observar salimos decididamente a buscar el éxito conscientes de que este nunca vendría a nosotros, encontramos obstáculos en forma de viento, derrotas ocasionales como la lesión que pasamos hace unos meses que sin duda nos hicieron mas fuertes pero el hecho de haberlo ido a buscar y haberlo conseguido produce una sensación muy difícil de expresar en palabras, no es cuestión de suerte, sino mas bien de trabajarlo día a día, de creérselo segundo a segundo, de ser exigentes con uno mismo pero siempre con los pies sobre el asfalto, solo así llegan los resultados y tu lo has podido comprobar. 

Nos vemos en Granollers... con talismán incluido!!!

lunes, 16 de enero de 2017

Reflexión de Media Maratón

Hola Media,

Te extrañaras que es esta ocasión me dirija a ti cuando nunca hablo contigo y mas si esta cita no estaba ni prevista, sabes que siempre lo suelo hacer con tu hermana mayor llamada Maratón, aunque no significa que no me acuerde o no te tenga todo el respeto que te mereces, en esta ocasión y de forma especial te solicito un pacto de carrera en Sitges para demostrar que: "Si se quiere se puede".


Se que no me vas a rechazar esta invitación, más sabiendo que en menos de una semana en Santa Pola (Alicante) volveremos a coincidir, no serás tan espléndida, nos harás sufrir y mucho, tu hermana bien lo sabe que nunca hemos sido de prometer, sino mas bien de demostrar en tus 21.097 metros con lo que a partir de las 10:00 de la mañana pasarías a un segundo plano, nuestras piernas correrían marcando un ritmo pactado con otras dos piernas buscando la sintonía perfecta dentro de tu distancia hostil, una auténtica batalla de pasos llena de confianza por ambas partes.


Tus kilómetros pasaban pero me tenias muy pendiente del reloj, no ibas a perdonarnos ni un solo metro aunque en esta ocasión cuatro piernas podían mas que tu, seguramente tener un guión era complicado cuando una carrera se escribe casi siempre sobre el propio asfalto a base de constancia y con la determinación de estar seguros de ello, de creer, de llevar a cabo ese objetivo que en el fondo sabíamos que era posible.

Acabado tú primer cuarto, mejor de lo que estaba previsto, empezábamos otro cuarto mas, en esa especie de déjà vu dentro de tus reglas, momento en el que parecía que nuestro pacto se iba a romper y que no íbamos a permitir de ninguna de las maneras, siempre encontramos momentos complicados pero hay que enfrentarse a ellos para superarlos, a base de fuerza de voluntad que en esta ocasión multiplicada por dos. 

El tiempo corría a nuestro favor y más cuando esos kilómetros empezaban a convertirse en una simple serie de 1.000 metros camino hacia tu meta que no dejaba de ser una mera excusa para iniciar una de nueva, desbloqueando ese nuevo nivel marcando a la perfección ese guión de titulo "nueva marca" demostrando que "si se quiere se puede". 



No te daré las gracias por tu pacto que siempre concedes, tu distancia siempre se mantiene inalterable, el mérito son de esas piernas que no fueron las nuestras, que se limitaron al simple hecho de marcar el ritmo, te han vencido y es que a veces cuando menos te lo esperas te puedes sorprender de lo que eres capaz con tu propia actitud

De esta cita nos llevamos una de las mejores lecciones para el próximo Domingo dentro de nuestra mochila donde nos volveremos a citar esta vez solos tú y nuestras piernas, en esa especie de Lanzarote Alicantino en busca de una nueva marca pensando como no podría ser de otra manera en tu hermana mayor de este 20(1+7) y no prometemos nada pero si demostrarte, en esta nueva batalla de pasos.

Nos vemos el Domingo.

domingo, 1 de enero de 2017

Cursa dels Nassos '16

365 días y llegamos a la última carrera del año, atrás dejamos un tal 2016, año de metamorfosis complicada que nos ha llevado hasta este mes de Diciembre para volver a encontrar esa chispa, desde entonces a tenido que pasar mas de un año para que volviéramos a correr oficialmente 10 kilómetros.

Una carrera con un valor especial, lo que implicaba mostrar si no nuestra mejor versión una de ellas, en esta selección natural de 10 kilómetros que nos pondrían en la escala correspondiente.

Batir nuestra mejor marca (38'34") se convertía en una autentica quimera, aunque el recorrido, fácil de memorizar, junto con la temperatura fría de esas que cala en los huesos trasmitían muy buenas sensaciones y confianza de poder realizar una carrera decente.

Llegaba el momento de sentir nuevamente ese cosquilleo en el estómago que generan situaciones como esta, el reencuentro con mucho gente, el observar que no hay marcha atrás, donde sin quererlo te encuentras inmerso en busca del ritmo y espacio, en esta ocasión no nos servia ningún tipo de liebre, con lo que tocaba tirar de coco desde la primera zancada.



Los primeros metros si ya de por son complicados de correr añadiéndole un giro de derecha a los 300 metros se convertía en una especie de sálvese quien pueda, así que nos dejamos llevar a sensaciones el primer kilómetro en 3'48" segundos que podrían salirnos muy caros en la recta de meta que parece que nunca se acaba.

Superado el tramite inicial del primer kilómetro junto con el cosquilleo, era momento de ponerse el uniforme para coger el ritmo adecuado ¿cual era el ritmo adecuado? Ese era el dilema, aunque la idea inicial era 3'50" con espacio y sin agobios en Salvador Espriu nos esperaban 3 kilómetros totalmente llanos para ponernos a ritmo de carrera hasta llegar a la Estación de Francia. 

Llegábamos al giro de 180º grados en Passeig Picassso salvado sin problemas, unos metros mas adelante el kilómetro 5 con un tiempo de 19'06" un pequeño inicio de flato hacia acto de presencia con lo que regular como que no se nos paso por la cabeza, tirar y tirar esa era la orden de nuestro celebro a las piernas incluso en el repecho antes de entrar a Calle Marina, corto pero intenso.

En Calle Marina las hemos visto de todos los colores, este año no seria una excepción pero para bien marcando un 3'46" para girar hacia Calle Pallars antes de entrar al combo de calles del Poble Nou (Álaba, Sancho de Ávila, Badajoz, Bolivia y Ciutat de Granada) de esta forma nos plantábamos en el kilómetro 8 en 30'39" para encarar Avenida Diagonal como si se tratase de una especie de serie de 2.000 metros como si no hubiera mañana.

A veces las carreras no las puedes controlar, surgen de la espontaneidad y son las que tienen mayor éxito, no se si esta acabaría siendo el caso pero iba por el camino, el reloj predecía mejor marca en la distancia algo que no estaba previsto, mientras los metros pasaban y pasaban las aspiraciones seguían intactas llegando al giro de Selva de mar, esa recta interminable en la cual apenas tuvimos el valor de levantar la cabeza y si, cuando la levantamos fue para mirar, señalar al cielo y ver un 38'20" del crono oficial con un real de 38'14" donde a veces una expresión lo dice todo...



De esta forma cerrábamos, finiquitábamos, liquidábamos, concluíamos, terminábamos ese tal 2016 hasta siempre al que dimos una ultima lección, para dar inicio, entrada, arranque, principio, proyecto con un guiño al 20(1+7) con primera parada en la Media Maratón Internacional de Santa Pola, hasta la fecha trabajar en silencio para cuando llegue el 22 de Enero hacer el mayor ruido posible en el asfalto alicantino.