martes, 21 de febrero de 2017

Crónica Maratest '17

Mucha gente piensa que el tiempo es oro otras mientras piensan que pasa volando y otras lo quisieran detener, pero el tiempo no se puede parar, sea lento, rápido, largo, corto o incluso eterno, marca el ritmo, así es el tiempo, ese que nos va acercando al 12 de Marzo. 

Cuando afrontamos un objetivo siempre nos marcamos una meta ¿Sino para que lo empezamos? esta ya lleva un par de años rondando por nuestra cabeza y sin darnos cuenta siempre el tiempo esta bien presente, de una forma u otra entra a jugar en esta partida, en la que tenemos que aprender a movernos dentro de nuestro propio tiempo que nos hemos marcado 2h05' en recorrer 30 kilómetros el hecho de intentarlo significara que no hemos perdido el tiempo.



No hay que ser muy sabio para saber que si se quiere alcanzar el éxito no hay que escatimar esfuerzos en él es cuestión de constancia y de hacer un buen uso del mismo que iniciábamos con un 00:00:00 como punto de partida, una partida limitada que no iba a ser nada fácil aunque teniendo las ideas claras las cosas suelen ser mas sencillas de lo que parecen.

Un ensayo de lo que el día 12 de mayo sera una realidad, una carrera contra el tiempo, aunque esta carrera la vivimos todos los días, donde vemos que el tiempo es el recurso mas valioso que tenemos que solo se puede gastar y que cada segundo vivido es una oportunidad que tenemos que aprovechar cuando llevábamos 00:20:46 en estos primeros 5 kilómetros. 



Por delante quedaban kilómetros que darían para pensar, para descubrir si nos encontrábamos en el camino correcto, poniendo en práctica todo el trabajado de estos últimos meses con mucha paciencia, así con 00:41:29 llegábamos al kilómetro 10 esa meta por la cual habíamos venido a luchar y motivación no iba a faltar.

Como suele ocurrir en el día a día el tiempo pasa volando y en estas circunstancias aun mas tras 15 kilómetros y con un tiempo de 01:02:03 afrontaríamos nuevamente 15 kilómetros de déjà vu en solitarioesa soledad que ha veces te juega malas pasadas contra una especie de posibles muros, esos ladrones del tiempo en forma de calor y viento que intentarían comernos la moral lentamente en busca de su éxito personal.

Adelantarse a los acontecimientos aunque no lo parezca es ganarle tiempo al tiempo, sabíamos que fácil no iba a ser y si así fuera no merecería la pena pero el hecho de estar mentalizado en que esos ladrones del tiempo podrían influir en lo que restaba de carrera seria ganar esa primera batalla al tiempo en el kilómetro 20 en 01:22:51 a partir de este punto la soledad nos acompañaría hasta el final, un nuevo obstáculo que añadir o mejor dicho a superar junto al calor y al viento, no tan fuerte como el que venia siendo habitualmente.



Ese tiempo de soledad o te vence o te hace mas fuerte, son instantes en que tiras de cabeza y de algo mas, incluso parece que tus zancadas marquen el tiempo en una especie de tic tac continuo pasando en 01:44:21 por el kilómetro 25 acercándonos a ese muro ficticio que dicen te visita en el kilómetro 30 en adelante o incluso antes si el planteamiento no a sido el adecuado, pero en esta ocasión supimos aprender a movernos dentro de ese tiempo y de las circunstancias que nos habíamos encontrado deteniéndolo en 02:05:45. 

No hay cosas que resulten fáciles ni difíciles de afrontar, se trata de creer en que es posible, quizás no sea fácil llevarlo a cabo, pero realmente se puede si uno quiere y sin duda estamos preparados para afrontar el próximo 12 de Marzo esta meta cuyo nombre es Sub 3 Horas en la cual no correremos solos, ni de cabeza y mucho menos de...


2 comentarios: