martes, 28 de febrero de 2017

Se acerca el día...

Es muy complicado no pensar en ti y mas cuando estas a tocar, intento no pensar en ello, pero es inevitable no hacerlo, no eres una obsesión, sabes perfectamente que es palabra tabú en mi vocabulario y el tiempo así me lo a demostrado, más bien diría que es otro tipo de palabra que hasta el día 12 de Marzo a las 08:30 seré incapaz de describir.

Posiblemente por mi cabeza me estés preguntado si tengo miedo, pero miedo no es la palabra más adecuada, mas bien es respeto, nos conocemos perfectamente y cada uno sabemos donde están nuestros limites, en tu caso en el kilómetro 42 y 195 metros mientras que en el nuestro aun esta por llegar aunque somos conscientes de que esta cerca. 

Limites que en esta ocasión se disfrazaban en forma de 21,097 metros en la media maratón de Gavá, en esos últimos kilómetros oficiales y especiales con dorsal antes de que nuestros caminos se vuelvan a cruzar por décima ocasión, no era el día para un tropiezo, era día para decirte que estamos preparados para lo que nos viene, sin miedo pero con respeto, correr por sensaciones... con el corazón, demostrando con gestos, actitud y hechos que afrontando esos kilómetros juntos sin duda se afrontan mejor.

Muchos pensamientos se nos pasaban por la cabeza en cada kilómetro que recorríamos juntos, mas de los que te puedas imaginar a estas alturas, días como estos en los que eres capaz de cruzar todos los dedos posibles que nunca llegaste a pensar que podías llegar a cruzar para que todo transcurriera de la mejor forma posible en busca del mejor escenario.

Así pasamos tus 21,097 kilómetros, donde el tiempo en esta ocasión era lo de menos, lo importante era sumar kilómetros con buenas sensaciones que multiplican por dos y que sumaban para ganar confianza de que no hay que tener miedo escénico, sino mas bien respeto al escenario al cual nos enfrentamos.

Enfrentarse es de valientes y así nos enfrentaremos a tu escenario de 42 kilómetros y 195 metros, sin miedo, una nueva oportunidad que nos brinda el destino, no cabe la menor duda que lo daremos todo como siempre lo hemos hecho, no es cuestión de suerte, sino de actitud conscientes de que no todo dependerá de nosotros y si el día nos acompañará dentro de nuestro escenario perfecto de frio y sin sol, como tampoco se si seras justa conmigo, ni tu, ni yo, ni nadie que toque de pies en el suelo lo puede saber, solo sabemos que visualizamos esa llegada y que tenemos por delante 2h59'59" para hacerla realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario