miércoles, 12 de abril de 2017

Tricircuit Deltebre

Sin presión, así iniciamos nueva temporada 2017 de triatlón tras un 2016 de autentica travesía por el desierto a lo que se refiere en esta disciplina, toca trabajar esos puntos débiles por tal de convertirnos en inexpugnables, aunque sin obsesiones, siete meses por delante por tal de afianzarnos en la media distancia.

Resultado de imagen de TRICIRCUIT DELTEBRE

Esta claro que no se puede empezar por el final, lo bonito es vivirlo desde el principio así que llegábamos a Deltebre para disputar la primera prueba del calendario de la temporada en la modalidad Olímpica (1.500 m / 40 km / 10 km) seguramente ese leitmotiv de sin presión era bien presente desde la entrada a boxes donde teníamos ganada esa primera transición llamada confianza y autoestima de que todo lo que hacemos lo hacemos con pasión y porque así lo sentimos.

Tras recorrer andando 1.500 metros Rio Ebro arriba y tras el bozinazo de salida tocaba pasar a la acción, solemos decir que el sector de natación es un tramite en el cual el objetivo es salir indemne, la corriente a favor tendía a tirarnos hacia el interior del rio con lo que el cruce de nadadores era una constante, la única referencia visual, el Pont Lo Passador, nuestro objetivo, intentar mantenernos lo mas próximos al lateral del rio, tras algunos golpes encontramos nuestro sitio y pudimos superar el tramite de esos 1.500 metros. 


Conscientes que dicho sector no es nuestro fuerte aunque 1'33" de media los 100 metros podía resultar engañoso, era momento de pasar la primera transición par ir de menos a mas en el sector de ciclismo, coger una buen grupo e iniciar relevos por tal sacar una buena media, pero no se puede ir de buenas o mejor dicho de bueno, nos falta esa mala fe que no tenemos ni tendremos. Los kilómetros pasaban, pesaban y el viento que soplaba de lateral era cada vez mas molesto que incluso nos desplazaba, así que intentábamos tirar lo máximo bajo ese sol abrasador conscientes que esos 40 kilómetros nos pasarían factura en el sector de carrera a pie pero había que tira si o si, no habíamos venido a pasar la tarde.


Tras una segunda transición bastante rápida nos calzábamos las zapatillas para recorrer 10 kilómetros por el lateral del rio a la espera de como reaccionarían nuestros cuadriceps, empezamos con buenas sensaciones pero el sol nos estaba pasando factura, como también los cuadriceps a falta de 4 kilómetros que se encontraban al limite de la sobrecarga, supimos controlar la situación dentro de las circunstancias y el karma hizo el resto con aquellos que se aprovecharon de nuestra rueda acabando el sector en la posición 39 cruzando la linea de meta con un tiempo de 2h14'10" y una posición 34 Absoluta Masculina.


No podemos reprocharnos nada, nos adaptamos a las circunstancias, lo dimos todo, llegamos vacíos pero toca seguir trabajando esos puntos débiles para que el próximo 23 de Abril en Blanes podamos dar un poquito mas en el triatlón del cual siempre guardaremos un buen recuerdo por ser el de nuestro debut. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario